Regadíos y Abastecimientos

C-LM afirma que el Gobierno espera la Semana Santa para trasvasar las "primeras 4 gotas" que superen los 400 hm3

miércoles, 21 de marzo de 2018


EmilianoGarcaPagePteJuntaCLMFotoGobiernoCLM


El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha afirmado que tiene "claro" que el Gobierno de España está esperando la Semana Santa para trasvasar al Levante las "primera cuatro gotas" que estén por encima de los 400 hectómetros cúbicos en los pantanos de cabecera del río Tajo.


A preguntas de los periodistas en rueda de prensa, García-Page ha señalado que llegar a un acuerdo nacional sobre el agua "que sea humo" es fácil, pero lo que se necesita es entrar en el problema de fondo y no quedarse en la retórica.


"Entiendo las necesidades del Levante y me quiero poner en el lugar de todos los que quieren agua, pero también pido que en Levante se tenga en cuenta la sobreexplotación que ha tenido permanentemente el Tajo solo porque Franco impuso, cuando no se podía nadie manifestar en contra, el único trasvase que hay en España", ha manifestado el presidente de Castilla-La Mancha.


De hecho, ha señalado que todos los trasvases que se han planteado en la etapa democrática "han acabado en nada", que es lo que hubiera sucedido con el Tajo-Segura "si se hubiera planteado en libertad".


Sin embargo, ha señalado que este viejo debate ya se ha sobrepasado con una "realidad científica", las desaladoras que se han construido y están paradas cuando "podrían estar dando un agua que evitaría tener que quitársela a otros muchos municipios que la necesitan en Castilla-La Mancha".


García-Page ha apuntado que "resulta realmente increíble que toda la obsesión de una parte de España sea ver hasta dónde se recarga un pantano" al tiempo que las desaladoras están paradas o apenas al 30 por ciento de su uso.


En este sentido, ha criticado que se siga queriendo "esquilmar" un río que ni en sus mejores momentos hídricos llega a la capacidad que indican las leyes y ha razonado que el problema se solucionaría si "todos" los partidos políticos se comprometen a cumplir la normativa europea.


"Ya tengo claro que el Gobierno de España está esperando que llegue la Semana Santa para que, como casi todas las semanas santas, las primeras cuatro gotas que estén por encima de los 400 hectómetros se las lleven", ha señalado.


Ha expresado esta opinión en base a los "antecedentes" de los gobiernos del PP ya que con José María Aznar se trasvasó el doble que en los gobiernos de Felipe González y más del doble que en los gobiernos de José Luis Rodríguez Zapatero, quien por su parte planteó alternativas al trasvase (desaladoras).


El presidente de Castilla-La Mancha ha señalado que ha mantenido conversaciones sobre el agua, en el seno del PSOE y con la ministra de Agricultura entre otros, y ha afirmado que no quiere poner una fecha al fin del trasvase Tajo-Segura "para facilitar un acuerdo".


Pero también ha recalcado que lo "razonable" es que el trasvase sea "la solución in extremis", y no la solución "ordinaria", no "el pan para hoy y sequía para mañana".


Emiliano García-Page ha manifestado que la postura de Castilla-La Mancha es "conocida" ya que "estamos de acuerdo en la solidaridad" pero el problema es que "hablamos desde la España más seca" y todos los días se ven problemas de desbordamiento de otros ríos en el país. 

NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

EVENTOS DE AGENDA

Noviembre 2018
LunMarMieJueVieSabDom
 
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
23
24
25
26
27
29
30
 

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

DESTACADO

//]]>-->