Regadíos y Abastecimientos

La cabecera del Tajo alcanza los 400 hm3 y C-LM dice que si las desaladoras funcionasen al 100% no sería necesario trasvasar

jueves, 22 de marzo de 2018


PantanoEntrepeasFotoiAguaweb


Los pantanos de cabecera del Tajo, Entrepeñas y Buendía, han alcanzado los 400 hectómetros cúbicos de agua embalsada, según la información aportada por la Confederación Hidrográfica del Tajo, por lo que, según el memorándum del Tajo, ya se podría aprobar un trasvase.


Ante este hecho, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha señalado que las lluvias no deben hacer olvidar el problema del agua y ha agregado que si las desaladoras de Levante funcionasen al cien por cien no serían necesarios más trasvases.


En concreto, según el Sistema Automático de Información Hidrológica (SAIH) del Tajo a fecha del martes, Entrepeñas y Buendía suman 400,24 hectómetros cúbicos, con lo que ya han alcanzado el mínimo necesario para la aprobación de un trasvase al Segura.


En concreto, el embalse de Entrepeñas acumula 168,12 hectómetros cúbicos, que son el 20,13 por ciento de su capacidad total de embalse, mientras que Buendía tiene 232,12 hectómetros cúbicos, el 14,16 por ciento de su capacidad, que es de 1.639 hectómetros cúbicos.


Los 400,24 hectómetros cúbicos que acumulan los pantanos de cabecera suponen el 16,17 por ciento de su capacidad total, que asciende a 2.474 hectómetros cúbicos.


El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha señalado que las lluvias no deben hacer olvidar el problema del agua y ha agregado que si las desaladoras de Levante funcionasen al cien por cien no serían necesarios más trasvases.

Así lo ha dicho durante la clausura de la asamblea general de la Federación Alcarreña de Jubilados, Pensionistas y Tercera Edad, donde ha recibido la insignia de oro de la organización en el marco de la celebración del trigésimo quinto aniversario de su fundación.

"No me gustaría que ahora que ha empezado a llover se olviden del problema del agua", ha señalado García-Page, que ha enviado a los ciudadanos de Levante el mensaje de que "quiero que el agua se reparta y se reparta para todos, también para nosotros".

Ha insistido en que el problema del agua es tanto por su escasez como por ser un recurso como económico y ha subrayado que "el agua trasvasada la pagamos todos los españoles" por lo que hay que abordarlo con un gran pacto nacional.

En su opinión, el debate del agua ha cambiado respecto a cuándo se puso en marcha el trasvase, hace 40 años, y como ejemplo ha señalado que "llevamos meses sin trasvasar" y en Levante han seguido regando con desaladoras "que no existían hace décadas y que ahora es la primera vez que se usan".

En esta línea, ha señalado que la desaladora de Torrevieja (Alicante) está funcionando al 30 por ciento y la de Carboneras (Almería) no está funcionando, pero en ellas y otras se han invertido 600 millones de euros.

El presidente de Castilla-La Mancha ha dejado claro que si se pusieran en marcha las desaladoras no sería necesario "quitar" el agua a los ribereños.

Asimismo, ha manifestado que es "antitrasvasista", aunque "discrepe con los míos" -ha precisado- sobre esta cuestión, y ha explicado que su postura se basa en "la experiencia que tenemos aquí".

Ha recalcado que el trasvase "se hizo en dictadura y porque no había forma de oponerse" y ha explicado que si todos los españoles están de acuerdo en trasvasar "que se trasvase pero de todos los ríos, no sólo del Tajo, que se haga una gran obra de fontanería pero no que se trasvase solo de la España seca donde también necesitamos el agua". 


NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

EVENTOS DE AGENDA

Noviembre 2018
LunMarMieJueVieSabDom
 
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
23
24
25
26
27
29
30
 

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

DESTACADO

//]]>-->