Fitosanitarios, plásticos y maquinaria

La vigilancia y la detección precoz, claves para combatir el picudo rojo

jueves, 12 de abril de 2018


Picudorojoefeverde


La vigilancia intensiva y la detección precoz del picudo rojo de la palmera son imprescindibles en la lucha contra esta plaga, según han afirmado expertos de Idai Nature y la Universitat Politècnica de València (UPV) en la jornada "Hacia un control sin residuos del picudo rojo de la palmera".


Así lo ha afirmado la profesora del departamento de ecosistemas agroforestales de la UPV Antonia Soto, que ha explicado que se deben "poner medidas de control cuando la población es pequeñísima, porque el control de esta plaga es complicado, a veces imposible, si hay una población muy grande".


"Si la detección no es precoz, cuando aplicas el tratamiento tocas la yema de la palmera y eso impide que después haya crecimiento", ha explicado Soto.


La profesora de la UPV ha detallado que el picudo rojo se estableció en la Comunitat Valenciana alrededor de 2004 y que, en concreto, en la ciudad de Valencia se dio un aumento especialmente pronunciado de casos entre 2007 y 2011, aunque después la afección se ha estabilizado porque se han adoptado mecanismos de control de forma rápida.


Estos mecanismos de vigilancia son especialmente importantes dadas las características de la plaga, que puede ser difícil de detectar debido a que parte del ciclo biológico del insecto que propaga la plaga tiene lugar en una fase escondida, protegida por la palmera que ha invadido.


Es dentro de la palmera donde el insecto pone huevos, que eclosionan dando lugar a más larvas, que a su vez crecen hasta hacerse adultas y se van introduciendo cada vez más en la palmera, con lo que Soto considera vital detectar la plaga antes de que esto ocurra.


Una vez detectada, ha explicado la profesora, hay que valorar qué tratamiento utilizar, de entre los que ha destacado el control químico por medio de aplicaciones aéreas, las inyecciones a tronco de nematodos o parásitos y, en casos más avanzados, la cirugía para eliminar el foco de la plaga y salvar la planta.


"No hay una única solución", ha considerado Soto, que ha afirmado que el mejor tratamiento de entre los tradicionales es el que utiliza parásitos, aunque tiene inconvenientes en determinadas condiciones climáticas, mientras que ha apostado por reducir el uso de productos químicos.


En este sentido, el fundador y primer ejecutivo de Idai Nature, Carlos Ledó, ha incidido en la necesidad de adoptar soluciones naturales, más eficaces y menos contaminantes, que permitan la actuación en las fases más tempranas para evitar la propagación de la plaga.


La compañía ha presentado hoy su solución natural, basada en dos productos, combinación de extractos botánicos de extractos de quinoa, ficus y aceites vegetales, que no deja residuos y no contamina como los productos químicos.


"El problema del picudo rojo en la Comunitat Valenciana es evidente que es de una magnitud importantísima", ha manifestado el director general de Agricultura, Rogelio Llanes, en la presentación de la jornada, donde se ha mostrado "doblemente satisfecho" de que una empresa valenciana como Idai Nature haya desarrollado una solución contra el picudo rojo que, además, está basada en productos naturales no contaminantes.


Llanes ha afirmado, según Efeagro, que el relativo éxito que se ha tenido en la lucha contra la plaga se ha debido a la eliminación de focos, al trampeo masivo y al testado de todo tipo de productos, pero, sobre todo, a la insistente vigilancia y la apuesta por la detección temprana.


Así lo ha manifestado también el responsable técnico de IoTrees, Fernando Barrachina, que ha presentado su sistema de detección precoz del picudo rojo a través de sensores sísmicos, que trabaja con el picudo en estado de larva para localizarlo y evitar su propagación.

NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

EVENTOS DE AGENDA

Noviembre 2018
LunMarMieJueVieSabDom
 
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
23
24
25
26
27
29
30
 

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

DESTACADO

//]]>-->