Comercio Exterior e Interior

Los comercios en España dejan de ingresar más de 4.200 millones por las colas

martes, 4 de diciembre de 2018


SupermarketFotoesfinanceyahoocom


Los comercios españoles dejan de ingresar por las colas que se forman para pagar más de 4.200 millones de euros, de los que algo más de 2.000 millones corresponden a compras que finalmente no se llevan a cabo y otros 2.200 millones a adquisiciones en otros establecimientos.


Adyen, una plataforma de pagos holandesa con operaciones en todo el mundo, revela que hacer cola para pagar es uno de los principales motivos de abandono de los compradores y es también la razón por la que un 41 % de los consumidores prefiere comprar online.


Además, un 17 % de los clientes abandona el carrito de la compra online si tiene que introducir datos adicionales para el pago con tarjeta, y desde PayPal aseguran que un 35 % de los comparadores en la red sólo compran en una web si dispone de este sistema de pago.


Frente a Paypal, Adyen acepta hasta 250 formas de pago distintas integradas en una plataforma propia de inicio a fin tanto para comercio electrónico como para las tiendas físicas.


Se trata de una plataforma que conecta con Visa, Mastercard y los métodos de pago más utilizados y ofrece pagos online, vía móvil y en tiendas físicas, con más de 4.500 clientes en todo el mundo, entre los que se encuentran gigantes como Mango, L'Oréal, Netflix, Uber, Spotify o Camper, entre otros.


La empresa, fundada en 2006 en Holanda por un grupo de emprendedores, cotiza desde el pasado junio en Euronext Amsterdam y en 2017 procesó pagos por valor de 108.000 millones de euros, con unos ingresos netos de 218,3 millones de euros, según ha explicado en un encuentro el director comercial de Adyen, Roelant Prins.


En la primera mitad de este año, añade, los ingresos alcanzaron los 156,4 millones.


Desde la compañía destacan que el 41 % de las empresas de comercio considera una prioridad añadir las opciones de pago más novedosas, porque tienen un impacto significativo en el volumen final de ventas.


Prins explica que sólo las colas para pagar en Reino Unido, Francia, Alemania, España y los países nórdicos hace que los comercios dejen de ingresar casi 37.000 millones de euros.


El responsable en España y vicepresidente de Ventas para el Sur de Europa de la empresa, Juan José Llorente, considera que los comercios deben adaptarse a las nuevas demandas de los consumidores, porque "el campo de batalla" está realmente en la experiencia de usuario.


Algunos datos que ilustran la necesidad de adaptación: sólo el 28 % de los comercios ofrece terminales de punto de venta móviles que permiten a los compradores realizar el pago en cualquier lugar del establecimiento y sólo el 30 % ofrece opciones de auto-pago, donde los usuarios pueden escanear y pagar por sí solos.


Los lugares en los que hay mayor demanda de tabletas y dispositivos móviles para gestionar pedidos y pagos son los bares y restaurantes mientras que en el extremo contrario se sitúa el sector de belleza, en el que el 57 % de los clientes prefiere comprar en tiendas físicas.


Casi un tercio de los clientes (un 30 %) afirma que el pago con un "clic" incrementaría significativamente su lealtad con el comercio, pero esa cifra sube hasta el 34 % entre los usuarios de 25 a 34 años. 

NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

EVENTOS DE AGENDA

Noviembre 2018
LunMarMieJueVieSabDom
 
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
23
24
25
26
27
29
30
 

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

DESTACADO

//]]>-->