Cítricos
El CGC recuerda que la 'Xylella' en­tró a Europa por ése mismo puerto holandés y arrasó el olivar italiano

La inspección holandesa de plagas a las importaciones de cítricos sudafricanos es 24 veces más ineficaz que la española

sábado, 11 de febrero de 2017


La inspección holandesa de plagas a las importaciones de cítricos sudafricanos en 24 veces más ineficaz que la española, según afirma el Comité de Gestión de Cítricos (CGC), que desvela que los controles fitosanitarios a las importaciones en Rotterdam dependen dependen de KCB, una firma controlada por los propios importadores de los Países Bajos.


El CGC, que ha llevado el caso al Parlamento Europea (PE), recuerda que la 'Xylella' detectada en Baleares entró a Europa por ese mismo puerto holandés, arrasando el olivar italiano. Por ello, exige a la Comisión Europea que respete la resolución del PE e imponga a Sudáfrica un 'cold treatment' para la 'C. Leucotreta' similar al que Estados Unidos o Japón les exige para esa misma plaga. 


Y es que, el Comité de Gestión de Cítricos ha tenido acceso a documentación de la Citrus Growers Aso­­ciation of Southern Africa (CGA) clave para entender cómo los cítricos sudafricanos reducen los posibles re­­chazos de los con­troles fitosanitarios que la UE impone para evitar la entrada de plagas y enfermedades de cua­ren­te­na. 


Del estudio de tales papeles se desprende la "disparidad evidente en el rigor e incluso in­­de­pen­den­cia de la ins­pec­ción en­tre Holanda -principal canal de acceso citrícola de Europa- y España, prin­ci­pal pro­duc­tor", explica el CGC en un comunicado. Así, según da­tos de la propia CGA referidos a la campaña de 2014, la inspección holandesa de­mostró ser 24 veces más ineficaz en la de­tección del patógeno Gignardia Citricarpa (el temido hongo que provoca la lla­mada 'mancha negra de los cítri­cos', CBS) que la española. 


Para el CGC, "a tan escaso nivel de di­li­gen­cia pudo contribuir el he­cho iné­dito en Eu­ropa de que en los Países Bajos la re­vi­sión fitosanitaria y de ca­li­dad no sea realizada por fun­­cio­narios ads­cri­tos al Ministerio de Agri­cultura, sino por trabajadores de la empresa privada Kwaliteits Controle Bu­reau (KCB), cuyo consejo de ad­mi­nis­tración está conformado en­teramente por los propios im­por­ta­dores de frutas y hortalizas ho­lan­deses. 


A ése he­cho o, siempre se­gún las co­mu­nicaciones de la propia CGA, se une la circunstancia concreta de que en el verano de aquel año se produjeran con­ver­sa­ciones entre las autoridades y los operadores de sendos paí­ses para acordar la aplicación de "proto­co­los y pro­ce­dimientos creativos y fle­xibles" en la ins­­pección fitosanitaria.


La del año 2014 fue la última campaña en la que Sudáfrica remitió cítricos a tra­vés de alguno de los puertos españoles . Además, ese verano fue cuando Sudáfrica abordó la crisis que su­pu­so el bloqueo 'simbólico' (pues ya había acabado en la práctica los envíos) impuesto por Bruselas a sus exportaciones de cítricos en noviembre de 2013, tras la detección de hasta 35 partidas infectadas con CBS. 


En aquella temporada los funcionarios es­pa­ñoles realizaron 401 inspecciones a las 12.092 toneladas (Tm) im­por­tadas y de ellas identificaron el hongo CBS (Citrus Black Spot) en diez partidas. En ése mismo año, los puertos holandeses --fun­damentalmente Rotter­dam-- rea­li­zaron una cifra muy superior de controles a los cítricos su­da­fri­ca­nos (hasta 4.828 para un volumen también mayor, de 270.976 Tm), pero para­dó­ji­camente sólo fueron ca­pa­ces de de­tectar tal en­fermedad y re­cha­zar con ello la par­tida en 5 casos. 


De estos datos se desprende que, con menos de un 10% del número de re­visiones realizadas por los em­plea­dos de KCB (la concesionaria privada holandesa), los fun­cio­na­rios de la 'Fito' española lo­gra­ron el doble de intercepciones portuarias, recalcaron desde el Comité de Gestión de Cítricos.



El análisis, siempre según los propios datos de la CGA (basados a su vez en fuentes comunitarias oficiales), de otros ratios comparativos "confirman la laxitud de los servicios privados de inspección holandeses a la hora de tratar de evitar el acceso a la UE de cítricos sudafricanos con 'mancha negra", añadieron desde el Comité de Gestión de Cítricos.


Efectivamente, la estadística también acre­di­ta que la 'Fito' española realizó en aquel año una inspección por cada 30,1 toneladas (Tm) im­portadas de este país tercero, mientras que en el caso holandés este índice se eleva a casi el doble (56.1 Tm por ins­pec­ción).



En función de tales resultados y del efectivo acuerdo alcanzado en 2014 con las autoridades holandesas y la fir­ma KCB, Sudáfrica reorganizó sus envíos, evitando los puertos españoles y di­ri­giréndose ha­cia Rot­ter­dam (para sus envíos en fresco a la Europa continental) y a los puertos ingleses (para sus envíos para su trans­formación en zumos o en fresco para las islas) o, en mucha menor me­dida, a los portugueses (para llegar a los con­su­mi­dores españoles o del sur de Francia). 


Estos tres destinos --Holanda, Reino Unido y Portugal-- acapararon de enero a noviembre de 2016 el 81,38% de las importaciones globales de toda la UE, dejando a los puertos españoles con un anecdótico volumen de 96 toneladas frente a las 334.000 Tm que entraron fundamentalmente a través del puerto de Rotterdam (el 50% de toda la importación de la UE de cítricos de Sudáfrica).




PEDIR EXPLICACIONES A LA CE


El CGC ha puesto en conocimiento de varios eurodiputados españoles un informe con todos estos datos y pruebas para que, a su vez, éstos puedan pedir explicaciones a la Comisión Europea (CE) sobre el grado de inde­pen­den­cia de la inspección privada holandesa y sobre el nivel de "flexibilidad y creatividad" de sus pro­to­co­los de control. 


De hecho, desde el CGC recordaron que la propia CE "tiene acreditado que la letal bacteria ahora de­tectada en Baleares y que ha arrasado buena parte del olivar del sur de Italia --la Xylella fastidiosa-- acce­dió a Europa, precisamente, por el puerto de Rotterdam". 


La pregunta parlamentaria es, además, oportuna porque el ejecutivo comunitario acaba de desatender la resolución apro­bada por el propio Parlamento Europeo el pasado 13 de di­ciembre. En aquella pro­puesta, el legislativo comunitario, en consonancia con lo de­fen­dido por el CGC y por el con­jun­to del sector citrícola español, criticó abier­tamente los controles fitosanitarios apro­bados por la Comisión Europea para los cítricos procedentes de Su­dá­fri­ca, entre otros destinos, y les reclamó enmendarlos.


C.LeucotretaFotoComitdeGestindeCtricos


TRATAMIENTO DE FRÍO


Finalmente, el Comité de Gestión de Cítricos opinó que los cambios aprobados por el Parlamento, "muy al contrario de lo manifestado por la CGA, en absoluto pue­den entenderse como proteccionistas", pues para evitar el acceso de la C. Leucotreta --una polilla ba­rre­na­dora que se ali­men­ta en el interior (en la pulpa) de la naranja-- "se reclamaba que los envíos sudafricanos se les aplique el mismo tratamiento de frío (cold treatmen)  que EE.UU o Japón les exige para sus envíos a tales destinos". El tratamiento también podría ser similar al que se someten los cítricos españoles cuando se exportan a ésos mismos países, para así eliminar cualquier ries­go de portar larvas de ceratitis ca­pitata. 


Para evitar la in­tro­duc­ción de la mencionada 'mancha negra' (CBS), el le­gis­la­ti­vo exigía acabar con el canal pa­ra­lelo de acceso habilitado por la CE, "con una re­­visión mucho más laxa si se declara que la partida tiene por destino su transformación en zu­mo, pues está acreditado que parte de tales lotes pueden acabar de facto en el mercado en fresco au­mentando exponencialmente el riesgo de contaminación", concluyeron desde el CGC. 

EVENTOS DE AGENDA

AGENDA

Octubre 2017
LunMarMieJueVieSabDom
 
1
2
3
4
6
7
8
9
11
12
13
14
15
16
17
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
 

DESTACADO