Fitosanitarios, plásticos y maquinaria

La industria de fertilizantes cree vital modificar la propuesta actual de la nueva norma de la UE

jueves, 23 de febrero de 2017


La Asociación Nacional de Fabricantes de Fertilizantes (Anffe) considera vital que se modifiquen algunos aspectos de la actual propuesta de reglamento para renovar la legislación europea del sector que el Consejo y el Parlamento Europeo quieren que entre en vigor en enero de 2018.


En un comunicado, esta organización, que agrupa a los fabricantes de abonos minerales, destaca que es de "vital importancia" mejorar la propuesta de la futura normativa con cambios en la definición de fertilizante y en aspectos sobre el contenido de nutrientes, los límites de cadmio o el etiquetado.


Además sostienen que la propuesta es "claramente discriminatoria para los fertilizantes minerales en favor de los productos orgánicos y los obtenidos a partir de residuos", pese a que los primeros "han demostrado su eficacia y son los responsables de que la agricultura europea sea actualmente la más productiva del mundo".


En cuanto a la definición de fertilizante, insisten en que no hay una distinción clara entre "fertilizantes, que aportan nutrientes", y "otros tipos de productos que mejoran la eficiencia de la nutrición" lo que, a su juicio, "puede producir confusión al agricultor".


Sobre el contenido de nutrientes, opinan que, en algunos casos, los "requisitos mínimos son muy bajos y las tolerancias excesivamente permisivas".


Anffe cree que esta circunstancia, además de tener escaso valor agronómico, implica unos mayores costes en el transporte y aplicación de fertilizantes y unas emisiones globales de CO2 más elevadas (mayor huella de carbono).


También defienden que se demuestre, antes de su comercialización, que los productos utilizados tienen eficacia agronómica con el propósito de evitar que los suelos agrícolas sean los receptores de residuos con escaso valor nutricional.


Sobre los límites de cadmio fijados para los abonos minerales con fósforo defienden que "son excesivamente restrictivos y sin justificación científica ni medioambiental", lo que "afecta negativamente al mercado europeo de los fertilizantes fosfatados y abonos complejos".


En cuanto al etiquetado aseguran que las disposiciones sobre esta materia no son claras y pueden dar lugar a confusiones en su interpretación.


Bruselas propuso sustituir el Reglamento (CE) 2003/2003 con el objetivo de facilitar la utilización de abonos orgánicos y obtenidos de residuos y así favorecer la igualdad de condiciones entre los fertilizantes ecológicos e inorgánicos, una de las medidas del paquete de la "Economía circular" que la CE adoptó al final de 2015. 

EVENTOS DE AGENDA

AGENDA

Julio 2017
LunMarMieJueVieSabDom
 
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
20
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
 

DESTACADO