Organizaciones agrarias y de productores

La Unió advierte que las reducciones fiscales olvidan cultivos y crean un "claro agravio" entre productores

viernes, 5 de mayo de 2017


La Unió de Llauradors asegura que las reducciones fiscales para los agricultores y ganaderos de la Comunitat Valenciana publicadas en el BOE, y que sirven para la declaración de la renta de este año, son "totalmente incongruentes" y crean "agravios comparativos" entre agricultores según su lugar de empadronamiento y cultivo. En el caso de no ser rectificadas y subsanadas, la organización agraria solicitará que se le declare 'persona non grata' en la Comunitat Valenciana al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.



Así, para La Unió, el Ministerio de Hacienda "no ha tenido en cuenta las aportaciones del sector agrario valenciano y le discrimina tal y como está haciendo con la financiación autonómica o el Corredor Mediterráneo", entre otras cuestiones.


En este sentido, explica que se trata de un sector dedicado fundamentalmente a la exportación y que "aporta mucho al PIB estatal" gracias a los envíos al exterior y, sin embargo, "el Gobierno central no sólo no le compensa a pesar de estar sumido en una grave crisis de rentabilidad, sino que lo humilla" con unas reducciones “insultantes mediante un listado por orden alfabético de localidades, como si fuera los premios de la lotería”.



Y es que, añade La Unió, la rebaja fiscal del Gobierno, "aparte de tener olvidos muy importantes y graves, establece diferencias en los módulos entre agricultores de pueblos vecinos que tienen la misma orientación productiva y han sufrido pérdidas de ingresos por las mismas causas".



Además, critica que estas reducciones generalizadas "se vuelven a bajar en función del cultivo y localidad y es aquí donde el Ministerio establece una disparidad en la tributación y por tanto un agravio que provoca pérdida de competitividad entre agricultores de pueblos cercanos que cultivan el mismo producto".



Como ejemplo, señala que el cultivo del caqui se reduce en pueblos muy concretos de las Riberas como Alcàntera, Antella, Càrcer Cotes, Sellent, Llombai, Montroi, Real, Toris, Favara i Llaurí; pero se quedan fuera las localidades más importantes de cultivo de la Ribera como l’Alcúdia, Carlet, Alberic, Alginet, Alzira, Benifaió, Guadassuar o casi todas las de la Vall d’Albaida y la Costera.



En alcachofa, que tiene una Denominación de Origen en Benicarló, "no tiene allí ningún tipo de reducción y sí por el contrario en la cercana Torreblanca, circunstancia extraña puesto que la producción principal y referente se sitúa en la población benicarlanda", agregaron desde La Unió.


En el cultivo de los cítricos "hay gran disparidad" entre unas zonas y otras, que van desde los 0,05 a los 0,18. Nules y Borriana, poblaciones vecinas tienen 0,13 y 0,18, respectivamente; como Vinaròs tiene 0,09 y Càlig 0,18.

Se quedan fuera la mayor parte de localidades de la Safor, poblaciones de la Ribera Baixa como Cullera, Albalat de la Ribera, Benicull i Fortaleny, en la de l’Horta Sud Picassent o Silla, en l’Horta Nord El Puig, Puçol o Meliana, Bétera en el Camp de Túria, todas las de la Marina Alta y Baixa donde hay cultivo y algunas del Palancia como Castellnovo, Soneja o Sot de Ferrer. 


"Lo más fácil y efectivo en el cultivo principal del campo valenciano era haber reducido el módulo fiscal en todas las localidades productoras de la Comunitat Valenciana", apuntaron desde La Unió, recordando que el cultivo del arroz "sigue, un año más, fuera de las reducciones fiscales del Gobierno, cuando tiene problemas fitosanitarios y de mercado".






El cultivo del níspero se reduce en algunas localidades de la Marina Baixa, "pero se quedan sin reducciones fiscales los productores de Callosa d’En Sarrià, localidad principal de esta fruta y de la Denominación de Origen", mientras que en la uva de mesa del Vinalopó, con DO, "hay una gran disparidad en la reducción entre unas poblaciones y otras". Se queda fuera así mismo una localidad productora importante como l’Algueña. 


Tampoco tiene ningún tipo de reducción en ningún cultivo una población tan agraria en la comarca como Pinós. En la uva de vino se le rebaja a localidades alicantinas de la Marina, pero no a Pinós, Villena o l’Agueña entre otras. El aguacate de la zona de Callosa d’En Sarrià tampoco tiene reducción, prosiguieron desde La Unió. 


Además, explicaron que el cereal no tiene reducción en prácticamente ninguna localidad de la provincia de Castellón, y que las reducciones para el cultivo del almendro son "muy selectivas y aisladas", y en el cultivo de la avellana en Castellón "se han publicado reducciones en localidades donde no hay plantaciones".



La comarca de Utiel-Requena es de nuevo una de las principales perjudicadas por las reducciones fiscales a pesar de sufrir numerosos daños climatológicos. Sólo hay rebajas para el almendro en Camporrobles, Caudete de las Fuentes, Requena, Sinarcas, Utiel y Villargordo del Cabriel y únicamente en Fuenterrobles o Venta del Moro para la uva de vino con y sin DO. En la comarca castellonense del Alto Palancia no hay reducciones ni para la fruta ni para los frutos secos.


GANADERÍA



Con carácter general hay reducciones en lo publicado en el BOE para todos los términos municipales de la Comunitat Valenciana en las explotaciones ganaderas de Apicultura (de 0,26 a 0,18), Bovino de leche (de 0,20 a 0,16), Bovino de carne extensivo (de 0,13 a 0,09), Bovino de cría extensivo (de 0,26 a 0,18), Cunicultura (de 0,13 a 0,07), Ovino y caprino de carne extensivo (de 0,13 a 0,09), Ovino y caprino de leche extensivo (de 0,26 a 0,18), Porcino de carne extensivo (de 0,13 a 0,09), Porcino de cría extensivo (de 0,26 a 0,18) y por lo que se refiere a cultivos en cereales (de 0,26 a 0,18) y tomate (de 0,26 a 0,18). 


También se contempla una reducción a la ganadería integrada, para las declaraciones de 2016 y siguientes, de los índices de rendimiento neto aplicables a los servicios de cría, guarda y engorde de ganado, pasando dichos índices de 0,42 (en el caso de los servicios de cría, guarda y engorde de aves) y 0,56 (para el resto del ganado) a 0,37 en ambos casos. 


El sector ganadero valenciano esperaba, no obstante, "una rebaja adicional a la ya conocida del 0,37 por la situación de crisis de mercado en los sectores avícola y porcino, por la incidencia del veto ruso en porcino y porque no tienen ayudas como otros sectores agrícolas", recordaron fuentes de La Unió.



Por lo que se refiere a las reducciones establecidas con carácter provincial para todos los municipios de Alicante y Valencia para la declaración de la Renta 2016 son para cereales (0,13 en Alicante y 0,09 en Valencia, algo ilógico puesto que debería ser la misma rebaja fiscal) y olivar (0,13 en ambos casos), mientras que para la de Castellón sólo es para olivar (0,13), "injusto también puesto que los productores de cereal castellonenses han tenido los mismos problemas que los de las otras dos provincias", recalcaron.



Por todo ello, La Unió exige que de forma inmediata el Ministerio de Hacienda que "rectifique" esta Orden para que recoja la realidad fiscal agraria valenciana del 2016 y solicita a todos los ayuntamientos afectados y a todos los partidos políticos con representación en Les Corts que "muevan ficha y contribuyan a este objetivo, porque el desastre no puede ser más evidente". 

EVENTOS DE AGENDA

AGENDA

Noviembre 2017
LunMarMieJueVieSabDom
 
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
23
24
25
26
27
29
 

El tiempo - Tutiempo.net
/center>

DESTACADO