Daños por Climatología Adversa

Dos noches de heladas seguidas elevan los daños en el caqui a los 10 millones en la comarca de La Ribera

lunes, 11 de diciembre de 2017


Caquiabuelacebolleta


Dos noches seguidas de descenso de temperaturas y heladas en muchos municipios valencianos han agravado los daños en el cultivo del caqui y han elevado las pérdidas a los diez millones de euros, según las primeras estimaciones de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA).


La organización afirma en un comunicado que ayer avisó de daños de "cierta consideración" en los caquis de las zonas productoras de la comarca de La Ribera, un deterioro inicial valorado en ese primer momento en torno a cinco millones de euros y que ahora se habrían situado ya en unos diez millones.


En algunas explotaciones el grado de afección es del 100 % de la cosecha, mientras que en otras zonas el nivel de los desperfectos es muy variable.


No obstante, agregan que la mayor parte de la producción de caqui se encuentra protegida por el seguro, de tal manera que la "inmensa mayoría" de los agricultores cuyas parcelas puedan haber sufrido los efectos del descenso térmico cobrará el seguro.


Por su parte, el PPCV ha informado de que presentará mociones en todos los ayuntamientos de la zona afectados por las heladas en el cultivo del caqui para la exención del IBI rústico a los afectados, según ha anunciado la presidenta del partido, Isabel Bonig, quien ha visitado cultivos afectados en Massalavés junto al presidente de AVA, Cristóbal Aguado.


Bonig también ha anunciado la presentación de una serie de medidas en Les Corts para que la Generalitat active líneas de ayuda en las zonas afectadas, entre ellas la posibilidad de préstamos bonificados para paliar los daños ocasionados por las bajas temperaturas.


Según un comunicado del partido, para ello deberán establecer los convenios pertinentes con las entidades financieras correspondientes.


Además, Bonig ha solicitado la rebaja del módulo que afecta al cultivo del caqui en la declaración de la renta que el próximo mes de mayo, en la próxima campaña del IRPF, realicen los agricultores afectados.


Desde AVA se remarca que las consecuencias del frío en el caqui son "muy evidentes a simple vista", por lo que los frutos dañados no tendrán cabida en el circuito comercial y se soslayará así el riesgo de que puedan incidir negativamente en las cotizaciones de aquella parte de la cosecha que no haya sufrido la incidencia de las heladas y que vaya a comercializarse en fresco.


AVA-ASAJA asegura que las temperaturas también han comenzado a despertar cierta inquietud entre los citricultores, que temen que sus cosechas puedan haberse visto afectas por el descenso térmico en mayor o menor grado.


Asimismo, ven preciso subrayar que en las comarcas donde la helada ha sido más intensa la recolección de los frutos se encuentra ya en fase muy avanzada y, por tanto, no ha sufrido las consecuencias negativas.


Además, los cultivos de hortalizas que se encuentran en fase de producción como alcachofas o lechugas también están sufriendo los efectos del frío.


Según la evolución de los frutos y el comportamiento de las temperaturas durante los próximos días, la organización agraria determinará definitivamente el alcance de los posibles daños. 

NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

EVENTOS DE AGENDA

Octubre 2018
LunMarMieJueVieSabDom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
 

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

DESTACADO

//]]>-->