Regadíos y Abastecimientos

El anuncio de Tejerina de un nuevo trasvase a partir del 1 de abril desata el enfrentamiento entre Levante y C-LM

viernes, 23 de marzo de 2018


TrasvaseTajoSeguraFotoWikipediaCC


El anuncio de la ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama), Isabel García Tejerina, de la posibilidad de un nuevo trasvase Tajo-Segura, "a partir del 1 de abril", una vez que la comisión técnica así lo autorice, tras evaluar la situación de los embalses, ha desatado el previsible enfrentamiento dialéctico entre las comunidades autónomas levantinas, receptoras del agua, y el Gobierno de Castilla-La Mancha.


Así, mientras los presidentes de la Región de Murcia y la Generalitat Valenciana, Fernando López Miras y Ximo Puig, expresaban su satisfacción pues desde mayo de 2017 el trasvase está cerrado y recalcaban que el nuevo envío se ajusta a la legalidad vigente al superarse los 400 hm3 de agua embalsada en la cabecera del Tajo, como establece el Memorándum, desde Castilla-La Mancha su consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo, se opuso al envío e insistió en que la desalación es la solución para la falta de recursos hídricos estructural del Sureste español.


García Tejerina apuntaba la posibilidad de un trasvase en el programa 'Hoy por hoy', de la Cadena Ser, tras hacer hincapié en que subieron "las garantías para esta cuenca", por lo que "no se puede trasvasar si no hay al menos 400 hectómetros cúbicos" en los embalses de Entrepeñas y Buendía.


Por ello, ha apuntado, durante todo este tiempo (en referencia a los últimos meses de sequía) "no ha habido trasvase". Ha asegurado que la transferencia de agua se hará "con absoluta transparencia", conforme a una "reglas claras" establecidas para este trasvase.


Ahora que 400 hectómetros quedarán en la cuenca, "habrá trasvase" de "lo que esté por encima y sólo por encima", si la comisión técnica (Comisión Central de Explotación del Trasvase Tajo-Segura -que se reúne a principio de cada mes-) así lo estima.


La ministra también ha señalado que su propuesta de Pacto nacional por el Agua, un pacto por el "medio ambiente" y con la sociedad, consta de 45 medidas "muy concretas". Entre ellas, ha citado la que se refiere a nuevas transferencias de agua entre cuencas, para las que propone "estudiar" la viabilidad medioambiental, económica y técnica, a las que "ponemos condiciones", que se hará si hay "consenso suficiente" y con preferencia por la cuenca cedente, "como ya sucede".


También ha mostrado su apoyo al trasvase de 15 hectómetros cúbicos del Tinto-Odiel-Piedras a la demarcación del Guadalquivir, porque permite cambiar "agua subterránea por superficial" y quitará presión a las masas subterráneas y proteger así "mejor" Doñana.


CRÍTICAS DE C-LM 


El anuncio ha provocado el rechazo del consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, quien ha puntualizado que "primero está la cuenca cedente y después la receptora", tal y como estipula la Ley.


Martínez Arroyo ha manifestado que los embalses de la cabecera del río Tajo están al 16 por ciento de su capacidad total y ha añadido que "cualquier persona con sentido común se da cuenta que no se puede ni se debe autorizar un trasvase". El consejero ha enfatizado que, en su momento, las desaladoras de agua del Levante recibieron recursos, sin embargo, actualmente no están en funcionamiento pleno.


Las alcaldesas de Toledo y de Aranjuez y los municipios ribereños de la cabecera del Tajo también han expresado su rechazo a la inminente aprobación del nuevo trasvase.


Por contra, el presidente de la Generalitat de Valencia, Ximo Puig, ha instado al Gobierno central a "activar" el trasvase para mitigar la situación de emergencia por falta de agua que padece el campo del sur de la región valenciana.


Puig ha hecho este llamamiento al Gobierno central durante un acto organizado por la Federación de Comunidades de Regantes de la Comunitat (Fecoreva), en la Alicante, con motivo del Día Internacional del Agua.


El presidente valenciano ha calificado de "buena noticia" la situación de los embalses de cabecera del Tajo, de Entrepeñas y Buendía tras las precipitaciones de las últimas semanas y que su gabinete busca "soluciones estratégicas" para tratar de solucionar "para siempre" la falta de agua.


EN BASE A LA LEY


El presidente de Murcia, Fernando López Miras, ha calificado como "importante" el anuncio de la ministra, aunque ha subrayado que esa decisión está "basada en la ley" y no en "opiniones políticas".


López Miras ha hecho estas declaraciones en Blanca durante la clausura de la asamblea general de la Asociación de Productores y Exportadores de Frutas, Uvas de Mesa y otros Productos Agrarios (Apoexpa). Ha recordado que los "niveles en los que estamos actualmente" son los que recoge la ley del Memorándum del Trasvase Tajo-Segura para los embalses de cabecera, es decir, que estén por encima de 400 hectómetros cúbicos.


Las comunidades de regantes de la Comunitat Valenciana demandan un trasvase de 20 hectómetros cúbicos del Tajo al Segura durante el mes de abril, once de ellos para el campo y el resto para el consumo urbano.


La presidenta del PSOE, Cristina Narbona, considera que, en materia de agua, se ha hecho "demasiada demagogia" y desde la perspectiva del cambio climático cada vez será más difícil seguir pivotando el desarrollo de algunas regiones con agua que tiene que venir de otras donde cada vez llueve menos. 

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD