Ganadería y Pesca

Reunión de urgencia de la FAO para abordar el brote de peste porcina en China

jueves, 6 de septiembre de 2018


Peste porcina Africana (Fuente Mapama)


La Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) inició ayer en Bangkok una reunión de urgencia de tres días para diseñar una respuesta regional a los brotes de peste porcina africana detectados a finales de agosto en China.


En la reunión participan veterinarios expertos en epidemiología y laboratorio, y personal de agencias reguladoras de prevención y control de plagas de nueve países vecinos de China considerados en riesgo de una posible propagación de la enfermedad.


Los asistentes proceden de Birmania (Myanmar), Camboya, China, Corea del Sur, Filipinas, Japón, Laos, Mongolia, Tailandia y Vietnam.


El director general del centro de emergencias para Enfermedades Animales Transfronterizas de la FAO, Wantanee Kalpravidh, dijo que la reunión persigue acordar una respuesta regional y coordinada al brote de peste porcina africana que calificó como "una situación seria".


"Es crucial que esta región esté preparada para la posibilidad real de que la peste porcina africana salte la frontera hacia otros países", alertó Wantanee en un comunicado.


Los expertos analizarán los antecedentes históricos de propagación del virus que causa esta enfermedad en los cerdos y los posibles riesgos asociados a la cadena de distribución de productos porcinos, añadió la nota.


China produce la mayor parte de la carne de cerdo que necesita para su consumo, aunque también importa este producto desde otros países como Estados Unidos, España o Alemania.


Las autoridades de Pekín han sacrificado más de 40.000 cerdos, según la FAO, para contener la plaga que ha tenido al menos cinco brotes en agosto y que en su caso más severo causa la muerte del animal infectado.


La peste porcina africana -que suele afectar a jabalíes verrugosos, potamóqueros de río (una especie de cerdo natural del cuerno de África) y garrapatas- no es contagiosa para los seres humanos, pero podría ser una amenaza para el mercado porcino de China, que representa más de la mitad del sector a nivel global.

PUBLICIDAD

MÁS NOTICIAS

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Publicidad