Ganadería y Pesca

Detectado en una granja del noreste de Escocia un caso de "vaca loca"

viernes, 19 de octubre de 2018


Vacas (Foto Mapama)


El Ministerio de Economía Rural del Gobierno escocés confirmó hoy el hallazgo de un caso de encefalopatía espongiforme bovina (EEB), conocido popularmente como de "vaca loca", en una granja en Aberdeenshire, una región en el noreste de Escocia.


El titular de Economía Rural, Fergus Ewing, dijo que se ha activado un plan de respuesta que incluye el establecimiento de una prohibición de movimiento como medida de precaución de la granja afectada y señaló que se están realizando investigaciones para identificar el origen de la enfermedad.


Por su parte, la jefa de la Oficina Pública de Veterinaria, Sheila Voas, instó a "cualquier agricultor que tenga preocupaciones" sobre el posible contagio de sus animales a que "busque inmediatamente asesoramiento veterinario".


Diagnosticada por primera vez en 1985 en el Reino Unido, la Enfermedad Espongiforme Bovina (EEB) o mal de las vacas locas es una patología degenerativa del sistema nervioso central de los bovinos que se caracteriza por la aparición de una serie de alteraciones en el comportamiento que concluyen con la muerte.


Se puede trasmitir a los humanos dando lugar a una variedad del síndrome de Creutzfeldt-Jakob, una afección neurológica. 


Las autoridades sanitarias de Escocia descartaron que exista riesgo para la salud humana, después de que confirmaran un caso de encefalopatía espongiforme bovina (EEB), conocido popularmente como "vaca loca", en una granja de la región de Aberdeenshire, en el noreste escocés.


El Ministerio de Economía Rural de la provincia británica informó de que el animal enfermo no ingresó en la cadena alimentaria y dijo que se trataba de un caso de "EEB clásico", que no representa una amenaza para la salud de las personas.


Además, la fuente señaló que la descendencia de la vaca afectada está siendo identificada y será sacrificada.


El ejemplar infectado, que pertenece a una explotación de la pequeña localidad de Huntly, se detectó como parte de las inspecciones rutinarias que se realizan a todos los animales mayores de cuatro años que mueren en las granjas.


"Si bien es importante enfatizar que este es un procedimiento estándar hasta que tengamos una comprensión clara del origen de la enfermedad, es una prueba más de que nuestro sistema de vigilancia para detectar este tipo de enfermedades está funcionando", dijo el ministro de Economía Rural, Fergus Ewing.


Su departamento ha activado un plan que incluye la prohibición de movimiento de ganado en la granja afectada como medida de precaución y es la Agencia de Salud Animal y Vegetal la que lleva a cabo la investigación para determinar la fuente de este brote.


También como medida de prevención, la jefa de la Oficina Pública de Veterinaria, Sheila Voas, instó a "cualquier agricultor que tenga preocupaciones" sobre el posible contagio de sus animales a que "busque inmediatamente asesoramiento veterinario".


Este caso es el primero que se descubre en Escocia en diez años, si bien desde 2011 se han producido 16 episodios de esta enfermedad en el Reino Unido el último de los cuales, en 2015, afectó a una granja de Carmarthenshire, en Gales.


El EBB o síndrome de las "vacas locas" consiste en una patología degenerativa del sistema nervioso central de los bovinos que se caracteriza por la aparición de una serie de alteraciones en el comportamiento que concluyen con la muerte.


Estos animales pueden trasmitirlo a los humanos dando lugar a una variedad del síndrome de Creutzfeldt-Jakob, una afección neurológica. 

PUBLICIDAD

MÁS NOTICIAS

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Publicidad