Regadíos y Abastecimientos
El Gobierno murciano subraya que el trasvase es la infraestructura más eficiente de España para luchar contra el cambio climático

El Congreso plantea redimensionar los trasvases ante una menor disponibilidad de agua por el cambio climático

jueves, 25 de octubre de 2018


CanaltrasvaseFotoScrats 1


El Congreso ha recomendado "redimensionar" los trasvases de agua que están en la actualidad en servicio ante la expectativa de que los caudales y la disponibilidad de agua se van a reducir de una forma considerable en el futuro a causa del cambio climático.


La Comisión de Transición Ecológica de la Cámara baja ha aprobado, con el respaldo del PSOE, Unidos Podemos, PNV, ERC y Grupo Mixto -con Compromís y PDeCAT- el dictamen de la subcomisión que durante meses ha trabajado en la elaboración de propuestas de política de aguas en coherencia con los retos del cambio climático.

El texto tiene una enmienda transaccional, que incluye la supresión de algunas frases en el apartado sexto en los que se mencionan algunas localizaciones geográficas.


Además, se hace una nueva redacción del texto en el mismo apartado, en el punto dos, en el que se señala: "En lo que respecta a los trasvases en servicio es necesario tomar en consideración la expectativa de menores caudales por el cambio climático".


El diputado socialista, Ricardo Antonio García Mira, ha señalado que se trata de un "documento no de ley, que servirá para la discusión de futuras normativas sobre políticas de agua y cambio climático.


El informe "quiere anticiparse al cambio climático y a la gestión del agua, para reducir la vulnerabilidad", ha sostenido el diputado socialista y ha añadido que todos los trasvases que existen es deseo mantenerlos para el equilibrio de las economías locales".


El coportavoz de Equo y diputado de Unidos Podemos, Juantxo López de Uralde, ha señalado que el informe es una "buena expresión del impacto que va a tener el cambio climático sobre el tema del agua en España y las derivadas que hay que hacerse para modificar la política del recurso".


El dictamen constata que todas las simulaciones y previsiones apuntan a notables incrementos de la temperatura media y a una disminución de las precipitaciones, por lo que es necesario "asumir escenarios con menos recursos disponibles".


El informe recuerda que algunos organismos han señalado que la reducción de caudales medios desde 2010 hasta finales del siglo podría ser del 24 por ciento, y llegar incluso a reducciones entre el 30 y el 40 por ciento en las zonas más sensibles.


Constata además que los estudios prevén un fuerte aumento de la variabilidad climática, ya que aumentarán los riesgos de sequía, que serán "más frecuentes, largas e intensas", pero también de inundaciones, con crecidas más frecuentes y caudales máximos más fuertes.


El dictamen recuerda que numerosos expertos han argumentado que los trasvases no son eficaces frente a las sequías, ya que éstas afectan tanto a las cuencas receptoras como a las que "ceden" el agua, y que construir más presas, cuando todos los escenarios auguran que habrá menos agua, conducirá a inversiones ineficaces ya que esos embalses podrían estar vacíos.


Entre las recomendaciones del dictamen aprobado hoy en el Congreso, destaca la de hacer una auditoría sobre el estado y las capacidades de "regulación, transporte y distribución" de las infraestructuras hidráulicas que existen en España.


Plantea además que se condicione cualquier proyecto hidráulico al compromiso previo de pago de los beneficiarios de esa obra o que se pongan en valor productivo los suelos más fértiles y las vegas, defendiéndolos "del abandono y de la depredación urbanística".


Los Planes de Cuenca deberán "frenar" las expectativas de nuevos usos y demandas, pero también "redimensionar" las concesiones "para evitar las expectativas que genera la sobre-asignación de recursos", según recoge el dictamen, que afirma que no existen cuencas "excedentarias" o cuencas "deficitarias".



Portavoz Gobierno Murcia defiente trasvase contra cambio climu00e1tico (Foto CARM)


DEFENSA DEL TRASVASE


Por su parte, el Gobierno murciano ha expresado su más "enérgica oposición" al dictamen que niega la existencia de cuencas deficitarias, documento que propone “redimensionar el trasvase, pero que tiene como objetivo su cierre”, según la portavoz del Ejecutivo regional, Noelia Arroyo, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno.


“El trasvase Tajo-Segura es la infraestructura hídrica más importante de España y no vamos a tolerar que PSOE y Podemos nos condenen a abandonar nuestros cultivos y con ellos nuestra forma de vida, nuestra tierra”, indicó la portavoz. “Ni este Gobierno, ni los agricultores, vamos a permitir el cierre del Trasvase y menos por criterios presuntamente ecológicos”, añadió.


“El trasvase Tajo-Segura es la infraestructura más eficaz que hay en España para luchar contra el cambio climático y evitar la desertificación”, señaló la consejera.


Con 365 milímetros de lluvia al año, la cuenca del río Segura es la de menor pluviometría de toda la Europa continental. Sin embargo, “la eficiencia en el aprovechamiento, la apuesta por la modernización de regadíos y la depuración y reutilización han permitido mantener un sector agrícola altamente productivo”, explicó la portavoz del Gobierno regional.


Además, “los habitantes de la Región vivimos con una disponibilidad natural de solo 400 metros cúbicos por habitante y año”, cuando internacionalmente se considera la cifra de 1.000 metros cúbicos como la necesaria para un adecuado desarrollo territorial.


Con esta realidad, con estos datos, “lo que pedimos al PSOE y a Podemos es que no nos den lecciones de ecología ni de eficiencia en el uso del agua”, informaron fuentes del Gobierno regional


Arroyo indicó que, por todo esto, el presidente López Miras le trasladará a la ministra de Transición Ecológica en la próxima reunión, que tendrá lugar el 28 de noviembre, que el trasvase “es vital para dos millones y medio de personas que, de otro modo, no podrían vivir en la Región de Murcia, sur de Alicante y este de Almería”.


“Se trata de un atentado hacia la Región de Murcia en materia de agua, porque se está cuestionando gravemente nuestro futuro y el de un sector, el hortofrutícola, que supone el 20 por ciento de las exportaciones de fruta, verduras y hortalizas de toda España”, concluyó la portavoz.

PUBLICIDAD

MÁS NOTICIAS

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Publicidad