Comercio Exterior e Interior

Una asociación británica prevé "un enorme impacto" de un 'Brexit' duro en la ganadería

viernes, 15 de febrero de 2019


Oveja Inglesa (Imagen AHDB Beef & Lamb)


La organización del sector del ovino y vacuno en Inglaterra 'AHDB Beef & Lamb' cree que un 'Brexit' duro entre la Unión Europea y Reino Unido puede tener un "enorme impacto" en el comercio de productos agropecuarios e implicaciones para "todos los sectores agrícolas".

En un comunicado, esta asociación ha detallado que es la conclusión que se desprende de un informe en el que analiza los diversos escenarios que pueden producirse en el sector cárnico británico tras el "brexit", incluyendo la perspectiva de una salida no pactada de la UE.

En concreto, en el caso de la carne de vacuno, si se imponen aranceles para sus exportaciones a la UE, se "limitaría" la actividad puesto que las tarifas "podrían ser tan altas como el coste de producto" en sí mismo, "si no más".

En el mercado doméstico, también habrá consecuencias ya que el país británico es un importador neto de este tipo de carne, por lo que los aranceles a las entradas generarían un "importante efecto", aunque también se esperan "consecuencias positivas" como la mejora de los márgenes de los productores de carne y la incentivación de la producción interna para el abastecimiento doméstico.

Por otro lado, si Reino Unido decidiese no imponer aranceles a las importaciones, estaría obligado a hacer lo mismo para todas las carnes importadas, incluyendo aquellas fuera de la UE, lo cual impulsaría un mayor aprovisionamiento y un descenso de los precios.

En cuanto al cordero, las exportaciones podrían verse "muy afectadas si entran en juego los aranceles" ya que estas canales son una "parte importante" de lo que Reino Unido exporta a la UE y podrían enfrentarse a aranceles de entre el 45 y el 50 % del precio de la carne, lo que "sería un golpe" para los precios competitivos en el mercado de la exportación.

Si se dan esas circunstancias, los precios internos de dicha carne probablemente caigan y se reduzca "considerablemente" los ingresos de los ganaderos.

Los aranceles y la certificación sanitaria de exportación también pueden interrumpir el comercio transfronterizo irlandés, ya que alrededor del 40-50 % de los corderos de Irlanda del Norte son enviados al sacrificio en Irlanda.

Sin embargo, existen oportunidades en destinos extracomunitarios, especialmente con el aumento estimado de las clases medias en la región Asia-Pacífico, aunque debería tenerse en cuenta la fuerte competencia de Nueva Zelanda y Australia.

AHDB concluye el informe indicando que un "brexit" sin acuerdo plantea "importantes retos" al sector cárnico británico, con incertidumbres, tanto para las relaciones comerciales con la UE, como para la competitividad en mercados extracomunitarios 


La organización del sector del ovino y vacuno en Inglaterra "AHDB Beef & Lamb" cree que un "brexit duro" entre la Unión Europea y Reino Unido puede tener un "enorme impacto" en el comercio de productos agropecuarios e implicaciones para "todos los sectores agrícolas".


En un comunicado, esta asociación ha detallado que es la conclusión que se desprende de un informe en el que analiza los diversos escenarios que pueden producirse en el sector cárnico británico tras el "brexit", incluyendo la perspectiva de una salida no pactada de la UE.


En concreto, en el caso de la carne de vacuno, si se imponen aranceles para sus exportaciones a la UE, se "limitaría" la actividad puesto que las tarifas "podrían ser tan altas como el coste de producto" en sí mismo, "si no más".


En el mercado doméstico, también habrá consecuencias ya que el país británico es un importador neto de este tipo de carne, por lo que los aranceles a las entradas generarían un "importante efecto", aunque también se esperan "consecuencias positivas" como la mejora de los márgenes de los productores de carne y la incentivación de la producción interna para el abastecimiento doméstico.


Por otro lado, si Reino Unido decidiese no imponer aranceles a las importaciones, estaría obligado a hacer lo mismo para todas las carnes importadas, incluyendo aquellas fuera de la UE, lo cual impulsaría un mayor aprovisionamiento y un descenso de los precios.


En cuanto al cordero, las exportaciones podrían verse "muy afectadas si entran en juego los aranceles" ya que estas canales son una "parte importante" de lo que Reino Unido exporta a la UE y podrían enfrentarse a aranceles de entre el 45 y el 50 % del precio de la carne, lo que "sería un golpe" para los precios competitivos en el mercado de la exportación.


Si se dan esas circunstancias, los precios internos de dicha carne probablemente caigan y se reduzca "considerablemente" los ingresos de los ganaderos.


Los aranceles y la certificación sanitaria de exportación también pueden interrumpir el comercio transfronterizo irlandés, ya que alrededor del 40-50 % de los corderos de Irlanda del Norte son enviados al sacrificio en Irlanda.


Sin embargo, existen oportunidades en destinos extracomunitarios, especialmente con el aumento estimado de las clases medias en la región Asia-Pacífico, aunque debería tenerse en cuenta la fuerte competencia de Nueva Zelanda y Australia.


AHDB concluye el informe indicando que un "brexit" sin acuerdo plantea "importantes retos" al sector cárnico británico, con incertidumbres, tanto para las relaciones comerciales con la UE, como para la competitividad en mercados extracomunitarios.

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD