Cítricos

El CGC lamenta la importación de naranjas de Egipto durante la campaña local

viernes, 1 de marzo de 2019


Mandarinas Naranjas Citricos (Foto MAPA)


El Comité de Gestión de Cítricos (CGC) ha advertido este miércoles de las "graves distorsiones" que se están produciendo en los mercados europeos por la importación de naranjas procedentes de Egipto en plena campaña local.


En un comunicado, el CGC ha condenado de manera unánime las prácticas que han denunciado este miércoles los asociaciones de productores valencianos y señalan que estas "agresivas políticas comerciales" se basan en costes "inasequibles" para España y en una devaluación de la libra egipcia del 105%.


Según fuentes del Comité, que representa a los comercios privados responsables de alrededor del 70% de las exportaciones citrícolas nacionales, se tratarían de "unos pocos contenedores" que habrían sido adquiridos por asentadores que operan en mercados mayoristas o por otro tipo de intermediarios", como MercaBarna o MercaMadrid.


El CGC ha añadido que a través de la compraventa en estos circuitos, estas naranjas suelen ser adquiridas por la restauración para ser exprimidas en máquinas de zumo de cafeterías.


El presidente del CGC, Manuel Arrufat, ha reclamado al sector "responsabilidad" y ha insistido en que es un problema cuya existencia han observado desde hace dos campañas.


"Lo advertimos públicamente al principio de la presente", ha dicho Arrufat en referencia a la campaña actual, a lo que ha añadido que Egipto ha ampliado sus regadíos en los últimos años, "realizando masivas plantaciones de naranjas y mandarinas y está incrementando la presión en Europa".


Fuentes del Comité señalan que los costes de producción en esas zonas son "los más bajos del Mediterráneo", a los que cabe sumar la devaluación de la libra egipcia en un 105% sobre el euro, desde que en 2016, esta moneda se dejó fluctuar libremente.


Asimismo, el CGC ha recordado en un comunicado que durante el mes pasado tuvieron constancia de la entrada por puertos galos de partidas a granel que se situaban a precios de 0,27 euros/kg, cifras que califican como "inalcanzables para un operario español".


"El negocio de los exportadores españoles se debe a la naranja y a la mandarina española y la importación de países terceros sólo se realiza en momentos en los que en nuestras zonas productoras no queda fruta", insiste el presidente del CGC.


Asimismo, Arrufat advierte de que el negocio importador no está en España, sino en Holanda, país que en 2018 importó más de 870.000 toneladas de cítricos procedentes de países terceros. 

PUBLICIDAD

NEWSLETTER

PUBLICIDAD

EVENTOS DE AGENDA

Mayo 2019
LunMarMieJueVieSabDom
 
1
2
3
5
6
9
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
23
24
25
26
27
28
29
30
31
 

PUBLICIDAD

NOTICIAS DESTACADAS

PUBLICIDAD