Ciencia

Investigan cómo desarrollar "superalimentos" con hortofrutícolas desechados por estándares de tamaño

martes, 5 de marzo de 2019


Científicas Laboratorio 3 (Foto AINIA)


Un consorcio liderado por Grupo Agroponiente en el que participan las universidades de Granada y Sevilla investiga cómo desarrollar alimentos fortificados mejorados desde la perspectiva nutricional y más saludables utilizando hortofrutícolas que no se venden por estándares de tamaño.


El proyecto de investigación Naturpick utiliza sustancias bioactivas obtenidas de productos hortofrutícolas no comercializables para brindar al sector de los alimentos fortificados -como barritas, geles y preparados en polvo-, nuevas herramientas para desarrollar productos más saludables.


La iniciativa, según han explicado a Efe sus responsables, quiere crear una nueva línea de negocio que utilice aquellos productos hortofrutícolas que, aun cumpliendo los estándares de calidad, no pueden venderse al no cumplir los requisitos de tamaño o por un exceso en la producción.


El proyecto cuenta con un presupuesto de 1,2 millones y un plazo temporal de desarrollo de 30 meses.


Lo ejecutan en un sistema de cooperación la empresa almeriense Agroponiente Natural Produce, S.L., que coordina y selecciona los cultivos, la granadina DMC Research (Grupo DOMCA), que identifica los principios activos funcionales, y la empresa sevillana Moreno Ruiz Hermanos, encargada de desarrollar recetas innovadoras que incluyan los compuestos bioactivos.


Además, el consorcio cuenta con la colaboración del centro tecnológico nacional agroalimentario de Andalucía TECNOVA y las universidades de Granada y Sevilla como organismos de investigación.


En el contexto de una preocupación social cada vez mayor por los hábitos de vida saludable, se persigue también el consumo de alimentos ricos en ingredientes que mejoren el estado de salud general, alimentos fortificados con compuestos para necesidades específicas como las barritas energéticas para deportistas.


El proyecto Naturpick tiene entre los ingredientes a estudio el ajo y la cebolla, alimentos conocidos por sus múltiples beneficios para la salud, como su capacidad para reforzar el sistema inmune o reducir los factores de riesgo cardiovascular.


"Hemos logrado identificar y caracterizar, a partir de ajo y cebolla, los fitoquímicos responsables de sus buenas propiedades para poder incorporarlos a medida en alimentos fortificados", ha explicado el doctor Alberto Baños, uno de los investigadores.


Otro alimento estudiado en el proyecto es la sandía, rica en citrulina, un aminoácido que mejora la función cardiaca y aumenta el rendimiento y la recuperación del organismo tras la realización de un esfuerzo físico.


El resultado final de este proyecto, cofinanciado con fondos europeos y del Ministerio de Economía, será el desarrollo de "superalimentos" en forma de barritas y geles que incorporarán principios activos de origen natural. 

PUBLICIDAD

NEWSLETTER

PUBLICIDAD

EVENTOS DE AGENDA

jueves, 19 de septiembre de 2019
Septiembre 2019
LunMarMieJueVieSabDom
 
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
 

PUBLICIDAD

NOTICIAS DESTACADAS

PUBLICIDAD