Frutas y Hortalizas

Cómo elaborar tu propio huerto ecológico

lunes, 17 de junio de 2019


    Sembrar tomates



    ¿Te gusta la fruta y la verdura? ¿Eres de los que piensa que los productos ecológicos son los más frescos? Estás de enhorabuena porque es posible hacer tu propio huerto en casa siguiendo un par de sencillos trucos. Y es que si quieres comer alimentos frescos y sin aditivos para conseguir una dieta sana este es un buen sistema para lograr que la cosecha de vegetales y hortalizas sea totalmente saludable.


    Pasos a seguir:


    1. Lo primero que tienes que hacer es elegir el tipo de fruta o verdura que quieres cultivar. Y es que las épocas de siembra o cosecha son distintas dependiendo del tipo de cultivo.

                 

      El tomate se siembra entre los meses de febrero y abril y su cosecha es de 6 meses. Recuerda que necesita  sol y mucha agua. Ten cuidado con las plagas típicas de esta hortaliza, como la mosca blanca o la araña roja. 

       

    El pimiento también se siembra entre los meses de febrero y abril, su cosecha es de 5 meses aunque necesitan menos sol y agua que otras hortalizas. Sus plagas más comunes son la mosca blanca, el pulgón o la cochinilla.


    La berenjena se siembra entre enero y abril y su cosecha oscila entre los 6 y 7 meses. Esta hortaliza necesita mucho sol para que crezca y ha de ser regada en abundancia. Las plagas más comunes son el escarabajo de la patata, la araña roja o la mosca blanca.


    La siembra de la cebolla se realiza entre los meses de febrero y marzo y su cosecha es de 6 meses. El sol y el agua en este caso han de ser abundantes y sus plagas son la mosca de la cebolla y el exceso de humedad en la tierra.


    La siembra del ajo varía respecto a las demás variedades, ya que suele hacerse entre octubre y noviembre. Su cosecha es de 8 meses y se emplea mucho sol y poca agua. Entre sus plagas podemos encontrar la mosca de la cebolla, el hongo mildiu, los saltamontes y los ratones.


    La siembra de la lechuga se suele hacer en primavera-verano, entre los meses de abril y julio. Su cosecha es de 4 meses y, aunque necesitan poco sol, es necesario el riego de forma continua.


    Uno de los manjares más apetecibles del verano es el melón, cuya siembra es de mayo a julio. Su cosecha es corta, sólo 3 meses. Sol y agua en abundancia. La araña roja, la mosca blanca, trips o el pulgón son sus enemigos.


    La patata se siembra de mayo hasta abril y su cosecha es de 5 meses. Mucha agua y mucho sol. La polilla de la patata y el escarabajo de la patata son sus plagas comunes.


    Otra fruta apetecible en verano es la sandia, que se siembra de mayo a julio y se cosecha durante 3 meses. No te olvides de proporcionarle mucho sol y bastante agua, pero tampoco de combatir sus posibles plagas como el nematodos o las enfermedades vasculares.


    La coliflor se suele sembrar entre marzo y abril y la cosecha dura 4 meses. Es necesario poco sol y mucha agua. Las plagas más comunes son la mariposa de la col y las chiches.


    No podemos olvidarnos de la zanahoria, cuya siembra es de abril a julio y su cosecha es de 4 meses. Respecto al riego se necesita bastante agua, pero poco sol. El pulgón y los gusanos grises son sus mayores plagas.


    2. Lo segundo que tienes que conocer es el calendario de siembra.


    En verano las semillas más comunes son las del ajo, la berenjena, los guisantes, zanahorias, el tomate o los pimientos. Para el otoño se suele sembrar las judías, el melón y la sandía, mientras que en invierno es típica la siembra de fresas y coliflor. En primavera es típico la siembra de la cebolla, las habas o las lentejas.



         3. Asociaciones buenas y malas de verduras, frutas y hortalizas.


    La berenjena se asocia bien con el ajo, el apio, la cebolla, la col, las espinacas, la lechuga, los rábanos y las zanahorias. Por otro lado, es incompatible con el pepino y el calabacín.


    La coliflor se asocia bien con las patatas, lentejasy cebolla. Por otro lado, es incompatible con las coles de bruselas, brócoli y rábanos.


    La cebolla se asocia bien con las zanahorias, los pepinos las lechugas y las fresas. Por otro lado, es incompatible con la coliflor y las judías.


    Los guisantes, en general, se asocian bien con cualquier otro cultivo excepto los ajos y las cebollas.


    Las fresas se asocian con la albahaca, la salvia o el cilantro. Nunca las combines con las coles o las patatas.


    Las judías hacen buena combinación las berenjenas o las espinacas pero no con la cebolla o el ajo. 


    El maíz combina a la perfección con los pepinos o los melones, en cambio con los tomates resulta una mala elección.


    El melón es ideal para combinarlo con las acelgas o los girasoles. Una mala elección es con los pepinos.


    La sandía puede combinarse con cultivos como el maíz, las acelgas, el ajo o el puerro. Como ocurre con el melón y el pimiento, no debe de combinarse con los pepinos.


    El pimiento puede combinarse con el ajo, la col, las espinacas, los rábanos o los tomates. Una elección errónea es con los pepinos.


    El tomate tiene una buena asociación con la lechuga, zanahoria y cebolla. Mala asociación con las coles y las patatas.


    La zanahoria combina a la perfección con los puerros y guisantes, pero no casa con la chirivía, la espinaca o el rábano.

      Infografia huerto modificado



    Si deseas saber más sobre cómo sembrar, mejorar, recolectar y disfrutar de tu huerto puedes acceder a https://www.sembrar100.com

PUBLICIDAD

NEWSLETTER

PUBLICIDAD

EVENTOS DE AGENDA

Octubre 2019
LunMarMieJueVieSabDom
 
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
 

PUBLICIDAD

NOTICIAS DESTACADAS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD