EN NOMBRE PROPIO

Urrea (CHS): “Murcia, Almería y Alicante tenemos que apoyarnos en cuatro patas: trasvase, recursos de la cuenca, desalación y reutilización”

viernes, 2 de agosto de 2019


Urrea Presidente CHS


Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos, Mario Andrés Urrea es el presidente de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) desde hace un año. En Agrodiario hemos querido conocer de su mano el estado de la cuenca del Segura y, sobre todo, su gestión gracias a nuestra Entrevista 'A la sombrica'.


El pasado 1 de marzo de 2019 se cumplieron 40 años del Trasvase Tajo-Segura, ¿cree que esta infraestructura hidráulica continúa siendo imprescindible para la cuenca del Segura?


Sí, resulta vital para el mantenimiento de los regadíos asociados y para el abastecimiento de la población a través de la Mancomunidad de Canales del Taibilla. Aunque es cierto que la puesta en marcha del acueducto Tajo-Segura supuso el cambio radical del desarrollo socioeconómico de la región del sureste español, la Región de Murcia, norte de Almería y el sur de Alicante, actualmente nos enfrentamos a unas menores disponibilidades por la afeccion del cambio climático, por lo que  tenemos que apoyarnos en la cuatro patas que formarían el mix de aguas de la cuenca del Segura: trasvase, recursos naturales de la cuenca, desalación y reutilización. Todos estos usos son complementarios entre si.


¿En qué situación se encuentran actualmente las reservas de la cuenca del Segura?


Las reservas de la cuenca del Segura ascienden a 298 hectómetros cúbicos (un 26% de la capacidad total de los embalses). Este nivel es el más bajo de todas las demarcaciones españolas y también menor que el de las reservas del año pasado por estas mismas fechas. Ellos nos obliga en el corto plazo a una gestión muy responsable y prudente, tanto por parte de la CHS como por los usuarios, especialmente el regadío.


¿Qué pasaría si en el futuro el Tajo entrara en una situación de sequía tal que no se pudiera transferir agua?, ¿se solicitarían trasvases desde otras cuencas hacia el Segura?


Desgraciadamente la no disponibilidad de agua en la cabecera ya se ha producido recientemente, lo que llevo a paliar los 10 meses consecutivos sin trasvases, mediante medidas generadas en la propia cuenca. Cuestión distinta es articular mecanismos permanentes de planificación hidráulica entre cuencas, en ese caso no corresponde a las confederaciones implicadas sino deben quedar articuladas en una normativa con rango de ley si se superan los 5 hm3 al año de trasferencia. La CHS gestiona el actual acueducto y si se produce una situación que impida los envíos, la afrontará con las herramientas que permiten los decretos de Sequía. Ante la disminución de los recursos disponibles, no cabe sino la adaptación, que pasa por movilizar nuevos recursos que complementen la minoración de los recursos superficiales y en última instancia restringir los usos de regadío, como sucede actualmente.


¿Existe todavía potencial de crecimiento de las desaladoras?


Sí, de hecho el sistema de desaladoras instaladas en la cuenca del Segura está en plena expansión. La capacidad potencial de desalación que gestiona actualmente el Gobierno, a través de Acuamed y Mancomunidad de los Canales del Taibilla, es de 463 hm3 al año. Además y a efectos de incrementar la garantía en el suministro se va a proyectar la interconexión de desaladoras y la mejor regulación de las aguas en ellas producidas. Y todo ello con el horizonte previsto de 2021.


Recientemente el Ministerio para la Transición Ecológica ha anunciado su pretensión de elevar los caudales ambientales del río Tajo y modificar las leyes que regulan el acueducto, ¿cómo puede influir este hecho en la zona del sureste?


Lo que el Ministerio para la transición ecológica ha anunciado es el cumplimiento de las sentencias del tribunal Supremo en relación a determinados planes de cuenca que fueron objeto de recurso. En el caso de los caudales ecológicos del Tajo, estos se deberán adaptar a la metodología que marca la normativa vigente, sin que de momento estén determinadas dichos regímenes de máximos y mínimos. Esa cuestión depende en primera instancia de la propia Confederación del Tajo, que los ha de incorporar a sus documentos de planificación ahora en redacción y posteriormente deberían ser aprobados por el Gobierno de España para ser efectivos.  En cualquier caso, la obligación del Gobierno de España es aplicar las decisiones de los tribunales.


Uno de sus objetivos prioritarios desde que llegó a la presidencia ha sido el reactivar el plan integral de limpieza de cauces en la cuenca del Segura, ¿en qué consisten estos trabajos?


El correcto mantenimiento de las ramblas de la cuenca y del propio rio Segura ha sido un asunto que no se ha afrontado con las partidas presupuestarias adecuadas en los últimos años. Por eso nada más acceder a la Presidencia de la CHS iniciamos un plan de choque centrando en los puntos más conflictivos y que a pesar del escaso presupuesto del que disponíamos, alcanzo los 0,9 millones de euros. Este año 2019 hemos podido ser más ambiciosos y hemos puesto en marcha un programa de actuaciones mayor, ya en ejecución, con 56 obras en Murcia, Alicante, Albacete y Almería y un presupuesto cercano a 1,2 millones de euros. Próximamente licitaremos otro contrato en el entorno del millón de euros.  Nuestro objetivo a partir de ahora es mantener en buen estado todo el sistema de ramblas mediante actuaciones periódicas, para lo cual en escasamente un año vamos a movilizar en el entorno de 3 millones de euros que hay que destacar lo son con Fondos Propios del organismo.


¿Qué actuaciones existen para evitar los efectos en caso de producirse episodios de precipitaciones intensas y las riadas que generan?


Además de los trabajos puntuales en las ramblas y cauces de los ríos ya mencionados, la cuenca del Segura cuenta con un eficiente sistema de obras de defensa contra avenidas, desarrollado desde finales del siglo pasado, que ha permitido reducir sustancialmente los daños en vidas y bienes que producen en esta clase de fenómenos. Se trata de presas, canales de drenaje y un Sistema Automático de Información Hidrológica que nos permite conocer al instante caudales, lluvias y otros parámetros que mejoran la respuesta de las administraciones. Sin embargo, seguimos tratando de incrementar la seguridad de los ciudadanos y actualmente estamos trabajando en el proyecto de tres nuevas presas contra inundaciones en el Guadalentín, así como en la mejora de los cauces de algunas ramblas en esa zona y en el Mar Menor.


Embalse Cenajo (Foto CHS)



Dos proyectos LIFE, Segura Riverlink y Ripisilvanatura, liderados por la CHS han sido seleccionados como ejemplos internacionales de conservación de la naturaleza. ¿En qué consisten estas iniciativas? 


Se trata de dos proyectos cuyo objetivo es recuperar el ecosistema ligado a los ríos de la cuenca del Segura. El LIFE+ Segura Riverlink ha permitido la construcción de escalas para peces para superar azudes y así garantizar la conexión longitudinal del río. También se ha derruido un azud en desuso. Respecto al LIFE+ Ripisilvanatura, aún en marcha, está recuperando el bosque de ribera y eliminando la vegetación invasiva (como la caña). Ambos proyectos cuentan con acciones paralelas como la custodia fluvial (comprometer a la población local en la sostenibilidad de las mejoras obtenidas), diversas investigaciones sobre la flora y fauna de los ríos o acciones de divulgación tanto científica como dirigidas a la población en general.


Pese a la grave sequía que azota la Región, no cesan de producirse denuncias por roturaciones ilegales en terrenos forestales y de secano en la región. ¿Qué medidas se están llevando a cabo para paliar esta situación? ¿Cómo afecta a los recursos hídricos de la región?


Hay que tener en cuenta que la CHS sólo actúa cuando se detecta un daño en el Dominio Público Hidráulico, o un uso privativo del mismo sin autorización/concesión, así pues las roturaciones estrictamente son competencia de las administraciones autonómicas y locales, en tanto en cuanto no impliquen esa afección al DPH. Con respecto a las irregularidades en el uso del agua, que es donde el organismo de cuenca actúa, la CHS ha abierto 96 expedientes sancionadores en 2015, 215 en 2016, 294 en 2017, 378 en 2018 y 251 en 2019. Los técnicos de la Comisaría de Aguas vigilan sobre el terreno y actúan también con el apoyo de teledetección por satélite,  con el fin de controlar los perímetros de riego. La afección de estas acciones sobre los recursos hídricos es menor si la comparamos con los derechos de riego totales, pero no debe ser descuidada, y mucho menos en un periodo de sequía como el actual.


Hablemos sobre el Mar Menor, ¿cuál es el papel de la CHS en la laguna salada y qué competencias tiene?


Directamente sobre el Mar Menor la CHS no tiene competencias, pero sí en el control de los cauces que derivan en la laguna y los acuíferos subterráneos interconectados, es decir en la protección y control del DPH. La Confederación realiza una intensa labor de vigilancia para evitar que se produzcan vertidos ilegales, es decir sin autorización,  al Dominio Público Hidráulico, lo que incluye la detección y clausura de planta desalobradoras, que no están autorizadas.


Siguiendo con el Mar Menor, ¿cree que es posible la coordinación y colaboración entre administraciones y afectados para lograr el objetivo de vertido cero?


No es que deba o pueda ser posible, es que es condición indispensable, y es por ello que lo estamos haciendo como parte del Gobierno de España en el protocolo firmado entre el Ministerio para la Transición Ecológica y el Gobierno de la Región de Murcia en 2013 y prorrogado en 2018. En particular ahora mismo se está ultimando la tramitación ambiental del Proyecto vertido Cero, donde como actuaciones específicas del MITECO,  estamos estudiando la conexión entre el acuífero del Campo de Cartagena y el Mar Menor, con el fin de conocer qué cantidad de agua y en qué lugares se filtra. Asimismo estamos proyectando un interceptor de escorrentías y caudales circulantes por el acuífero cuaternario para su impulsión a la zona del Mojón. Adicionalmente a estas actuaciones concretas existen numerosas actuaciones que son competencia tanto de otras administraciones como de los usuarios. También colaboramos con la UPCT y los regantes del Campo de Cartagena en las investigaciones para tratar los rechazos de la actividad de la desalobración en plantas experimentales, para evitar su vertido al DPH.


Por último, ¿cuáles son los principales retos para el futuro de la CHS?


El principal reto de la CHS, tanto en el pasado como en el presente, es la protección y control del DPH, constituido por las aguas superficiales, subterráneas, desaladas y regeneradas para además tratar de garantizar las concesiones de derechos de agua de los usuarios en un entorno de extrema escasez hídrica, que se va a ver empeorado con el cambio climático, lo que exigirá un esfuerzo adicional de adaptación al mismo. Una de las medidas que nos va a facilitar este objetivo es, como ya hemos dicho, un mayor volumen de aguas desaladas y el proyecto de interconexión de las desaladoras de Águilas, Valdelentisco y Torrevieja, así como su conexión con el entorno del azud de Ojós.


A LA SOMBRICA...


-Un libro o una película....Annie Hall de Woody Allen

-Un color...Azul

-Un animal...El perro

-Una afición...Golf

-Un deseo...Vivir sin sobresaltos

-Un día de la semana....sábado

-Una estación del año...primavera

-Una comida....Un buen arroz.

-Un destino....New York


-Un refrán...Nunca digas de este agua no beberé.

PUBLICIDAD

NEWSLETTER

PUBLICIDAD

EVENTOS DE AGENDA

Octubre 2019
LunMarMieJueVieSabDom
 
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
 

PUBLICIDAD

NOTICIAS DESTACADAS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD