Organizaciones agrarias y de productores

Miles de productores claman contra la crisis estructural del sector y alertan de que 'Nuestra agricultura está en extinción'

miércoles, 20 de noviembre de 2019

Manifestaciu00f3n Agricultura Extinciu00f3n 3 (Foto Asaja Almeru00eda)


Miles de agricultores, convocados por organizaciones agrarias UPA, Asaja, Coag, Coexphal y Eecohal, han protestado por las calles de Almería, Motril (Granada) y Torre del Mar (Málaga) contra la falta de equilibrio en el mercado, bajo el lema 'Nuestra agricultura en extinción', protesta a la que se ha unido un paro masivo del sector en la costa oriental andaluza, según fuentes de la organización.


La acción más importante fue la de Almería, con la asistencia de unas 20.000 personas, para reivindicar la crisis estructural que padece el sector hortofrutícola. A la convocatoria se han sumado ayuntamientos, empresas y asociaciones de la industria auxiliar, asociaciones de agricultores y agricultoras, regantes, y sindicatos.


De esta forma, el sector hortofrutícola se ha unido para reclamar "precios justos" y protección para uno de los motores económicos del país, com medidas para sacar al sector hortofrutícola de la crisis estructural que padece, que está abocando este modelo de agricultura familiar y sostenible a la extinción.


Y es que, el sector se enfrenta a problemas como la escasa rentabilidad de muchas explotaciones agrarias de tamaño pequeño y medio, el riesgo inminente de desaparición de cultivos importantes y la desigualdad en la que compiten los países dentro del mercado europeo, donde hay costes fiscales, ambientales, sociales y salariales mucho más elevados para los productores de la UE que para los productores de terceros países.


El secretario general de COAG Andalucía, Andrés Góngora, explicó que "estamos pidiendo auxilio y medidas contra los abusos de la distribución y que se hagan públicos los nombres de los buitres que traen producto de fuera y lo etiquetan como de aquí".


Para el sector, el principal objetivo de la manifestación es lograr que las administraciones públicas tengan en cuenta "por fin" a la horticultura y "aporten soluciones a la constante pérdida de rentabilidad de este medio de vida que da trabajo a más de 100.000 personas en nuestra provincia".


Las principales reivindicaciones sectoriales presentadas son sensibilizar a las administraciones de la "crisis estructural y el agotamiento del modelo Almería"; informar de la falta de rentabilidad de muchas explotaciones agrarias de tamaño pequeño y medio; y mostrar el "inminente riesgo de desaparición de cultivos importantes para Almería, como el tomate".


Además, los convocantes han reivindicado estudiar las posibles ayudas y la reducción de costes para algunos "inputs" de producción (energía, agua, fiscalidad, etc); medidas urgentes para la erradicación de problemas en la zona de producción (agua, limpieza campo, asentamientos, entre otros).


Para el sector también es fundamental acabar con la competencia desleal de terceros países, mediante el control de importaciones extracomunitarias con la restauración de los certificados de importación y de las tasas arancelarias.


A su juicio, hay que revisar los precios mínimos de entrada de producto extracomunitario; y controlar y erradicar el etiquetado fraudulento de producto de origen de terceros países. .


Como una medida nueva, el sector demanda establecer un fondo paralelo y específico para gestión de crisis, al margen de los programas operativos de las OPFHs, y al alcance de todos los agricultores en igualdad de condiciones. Por último, han pedido diseñar "con carácter de urgencia", mecanismos a través de reglamentación europea, para evitar imposiciones comerciales de las cadenas de distribución/supermercados europeos". 



VOX CONTRA LA DISCRIMINACIÓN


A esta convocatoria asistió el presidente de Vox, Santiago Abascal, quien sostuvo que "tiene que cesar" la "discriminación" que sufren los agricultores españoles, y ha mostrado su respaldo al sector hortofrutícola durante la manifestación y paro agrario celebrado en Almería para reclamar precios justos.

"Hoy no hemos querido dejar de estar presentes junto a los agricultores que quieren demandar la capacidad de vender sus productos a precios adecuados, que protestan por la competencia desleal de productos extracomunitarios que son producidos con manos de obra esclava en muchas ocasiones", ha dicho en declaraciones a los medios.

Ha apuntado que "son producidos en situaciones fitosanitarias que no son las mismas que se utilizan en España" por lo que considera que "esa discriminación tiene que cesar".


MÁLAGA


La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) ha denunciado la entrada de productos hortícolas en España que no se acogen a la misma normativa que los productos nacionales, lo que consideran competencia desleal, por lo que han pedido que todos se rijan por la misma regulación.


El secretario general de COAG en Málaga, Antonio Rodríguez, ha explicado a Efe que el sector se encuentra desde hace años ante una "crisis estructural" debido a los precios bajos, motivo por el que diversas organizaciones agrarias secundan este martes una huelga en tres provincias andaluzas, Almería, Granada y Málaga.


Ha declarado que se encuentran ante un "serio caso de competencia desleal" en el que los productos de terceros países "entran sin control" y están sujetos a normas de producción "muy diferentes" que no cumplen con las del territorio europeo y los agricultores andaluces "no pueden competir con eso".


También ha explicado que parte del problema se haya en que estos productos llevan productos fitosanitarios "que no aquí no están permitidos" y denuncia que esta mercancía, cuando llega a España se etiqueta, pese a que los productos han sido cultivados en otro lugar.


Rodríguez acusa a la clase política de no defender los derechos de este sector, de "dejarse llevar" y "no poner restricciones", por lo que le pide que reivindique la importancia de este sector, que define como " innovador y con futuro".


Otro de los problemas que el secretario de COAG señala son las bajas retribuciones que reciben los agricultores y asegura que son las grandes cadenas de distribución los que especulan con el precio y que el consumidor, al final tiene que pagar un coste más elevado.


Antonio Rodríguez asegura que "solo quieren trabajar" y con esta huelga quieren conseguir que se reconozca la importancia del sector pero que si esta situación se prolonga sin encontrar una solución, será necesario convocar una huelga a nivel nacional del sector primario. 


Manifestaciu00f3n Agricultura Extinciu00f3n Motril (Foto UPA Andalucu00eda)



GRANADA


Más de 3.000 personas, en su mayoría agricultores, según la Policía Nacional y la Local, se han manifestado este martes en Motril (Granada) para concienciar sobre la situación y la "agonía" del sector hortofrutícola en la provincia de Granada.


Al acto convocado por las organizaciones agrarias Asaja, Coag, UPA y las cooperativas agroalimentarias de Granada han asistido también representantes de los distintos partidos políticos con representación en los ayuntamientos de la comarca, así como de Mancomunidad, Junta de Andalucía y del Parlamento nacional.


La manifestación, que ha recorrido el centro de Motril, estaba encabezaba por una pancarta portada por las organizaciones agrarias con el lema "La agricultura de Granada en peligro de extinción".


En un manifiesto leído al final de la marcha, las asociaciones agrarias han pedido medidas para el control de importaciones extracomunitarias, como la restauración de los certificados de importación, el control de tasas arancelarias o la revisión de los precios mínimos de entrada de este tipo de productos.


También han demandado el control y erradicación del etiquetado fraudulento de los productos de origen extracomunitario, haciéndolo pasar por genero almeriense o granadino, y el establecimiento de un fondo paralelo y específico de gestión de crisis para todo el sector hortícola.


Otra de las medidas planteadas pasa por diseñar con urgencia mecanismos de reglamentación europea para evitar imposiciones comerciales de las cadenas de distribución y supermercados europeos, así como por habilitar un cuerpo de inspección que haga cumplir esas leyes.


El sector ha resaltado que todas las administraciones están obligadas a analizar la situación en la que se encuentra el sector hortícola y deben reconocer, han dicho, la situación de crisis.


Consideran igualmente que las herramientas que tienen los agricultores no son suficientes o no están bien diseñadas.


Y piden que la Unión Europea defienda las producciones agrarias y en particular las hortícolas, para lo que solicitan la revisión de las estrategias y los mecanismos en vigor dado que, en opinión del sector, se ha demostrado que no funcionan. 




PUBLICIDAD

MÁS NOTICIAS

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Publicidad