Regadíos y Abastecimientos

El Gobierno castellanomanchego reitera su petición de un trasvase "excepcional" del Tajo a las Tablas de Daimiel

jueves, 21 de noviembre de 2019

Parque tablas de daimiel (Foto Asaja)



El Gobierno de Castilla-La Mancha ha reiterado este miércoles su petición de que se apruebe, de forma excepcional, un trasvase desde la cabecera del Tajo hasta el parque nacional de las Tablas de Daimiel, que atraviesan una situación de sequía, con solo un 5 por ciento de la superficie encharcada.


La consejera de Igualdad y portavoz del Gobierno regional, Blanca Fernández, en la rueda de prensa en la que ha informado de los acuerdos adoptados esta semana en el Consejo de Gobierno, ha mostrado la preocupación del Ejecutivo castellano-manchego por la situación que viven las Tablas de Daimiel, un parque nacional que además es reserva de la biosfera.


Fernández ha propuesto que para combatir la "situación acuciante" que vive este enclave natural, es necesario aprobar un trasvase de la cabecera del Tajo hasta el humedal, pues ha advertido que, de no hacerlo, se puede "echar a perder" este ecosistema o que la turba del subsuelo pueda incendiarse, como ya ocurrió en 2009, lo que podría provocar "problemas mayores".


Este agua trasvasada discurriría por la Tubería Manchega, ya que el ramal principal ya está finalizado, si bien Fernández ha admitido que quedan por terminar ramales secundarios que también sería "idóneo" que se acabaran.


"Es imprescindible esta derivación de agua, quizá no sea en las mejores condiciones ni la solución deseable, pero hay que posicionarse", ha urgido Fernández, que ha admitido que comprende las críticas de los pueblos ribereños de Entrepeñas y Buendía al posible trasvase y que el Gobierno regional se ha puesto en contacto con ellos explicarles la situación.


Así, ha reconocido que los municipios ribereños tienen "una posición complicada" porque "se ha estado abusando de la cabecera del Tajo demasiado tiempo", pero ha señalado que del mismo modo que el Gobierno regional nunca criticaría un trasvase al Segura para agua de consumo humano, "no se puede criticar una medida que es para salvar una reserva de la biosfera".


En cuanto a la reunión de la Mesa del Agua, que se pospuso para después de las elecciones generales, ha dicho que el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, está dialogando con las entidades que la forman para acordar una fecha, que "no se demorará demasiado".


En otra convocatoria de prensa, Martínez Arroyo ha sostenido, del mismo modo, que "parece razonable que, en esta ocasión, con menos del 5 % de la superficie del parque nacional de Las Tablas de Daimiel encharcadas, se apruebe esa derivación de agua".


A su juicio, no se está "hablando de un trasvase, ni siquiera mensual, sino planteando que, de manera puntual, se apruebe en la Comisión de Explotación una derivación para salvar el parque nacional, que es patrimonio de todos".


Martínez ha aclarado, además, que no se están planteando "intereses particulares, de regantes en el Levante, sino de intereses generales del país en un parque nacional que hay que salvar" y ha estimado que "en este momento es posible hacer la derivación de los embalses de Entrepeñas y Buendía".


"No es la situación ideal, pero es la única", ha reconocido y más "si en otros meses se han aprobado trasvases para la agricultura en el Levante con la oposición del Gobierno de Castilla-La Mancha al estimar que había otras fórmulas para el regadío del Levante y que el trasvase sólo debía hacerse para el consumo de boca, cuando fuera necesario", ha reforzado.


Y, ha concluido, "no es solo solidaridad con Castilla-La Mancha, sino entre todos los españoles, porque el parque natural es un lugar único en el mundo que no podemos permitirnos el lujo de perder", ha zanjado. 

PUBLICIDAD

MÁS NOTICIAS

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Publicidad