Industria Agroalimentaria

El Centro Tecnológico Nacional de la Conserva quiere implantar la huella hídrica en las industrias agroalimentarias

miércoles, 27 de noviembre de 2019

Conservas pescado mar agua acuicultura industria (Foto Junta de Andalucu00eda)


La asociación empresarial de investigación Centro Tecnológico Nacional de la Conserva y Alimentación (CTNC) quiere que las industrias agroalimentarias implanten la huella hídrica (HH), un indicador medioambiental que define el volumen de agua dulce total usada para producir los bienes y servicios que habitualmente consumimos. 


A tal fin, el pasado mes de septiembre se inció un proyecto, que tiene un periodo de duración de dos años y con un presupuesto de 100.000 euros procedentes del Programa de Desarrollo Rural de la Región de Murcia, en el que el CNTC y la Universidad de Murcia son las entidades responsables de ejecutarlo, mientras que los socios del grupo operativo son las empresas Hida, Mensajero Alimentación, Estrella de Levante, Nagarmur, Hero y Agromil.


Los resultados de este plan, financiado por la Consejería  de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente, permitirán conocer y comparar la eficiencia del uso del agua en el proceso productivo y de comercialización de los productos y de la actividad agroindustrial, además de establecer un nivel de calidad ambiental mediante el compromiso de empresa responsable. 


Precisamente, el consejero de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente, Antonio Luengo, se reunió ayer con representantes del CTNC para abordar diversos asuntos de interés, tales como la implantación de la huella hídrica en industrias agroalimentarias.


Luengo apuntó que "el agroalimentario es uno de los sectores industriales más demandantes de agua, por lo que resulta fundamental minimizar consumos y avanzar en los usos internos de aguas reutilizadas, recuperadas y regeneradas".



Asimismo, resaltó que el proyecto sobre la huella hídrica "permitirá proponer una certificación de ecoeficiencia hídrica de empresas agroalimentarias estableciendo unos indicadores que permitan disminuir y optimizar el uso del agua en los procesos productivos, con los consiguientes ahorros económicos y de recursos naturales, en concreto de agua".


OTROS PROYECTOS


Durante la reunión también se abordaron los diferentes proyectos que lleva a cabo la Entidad Regional de Saneamiento y Depuración de Aguas Residuales (Esamur), en el marco del convenio suscrito en 2014 con el CTNC, como la evaluación del rendimiento de las depuradoras industriales en el sector de transformados vegetales, o el estudio sobre la transferencia y contenido de cloratos y contaminantes emergentes de aguas depuradas, reutilizadas en sistemas de riego y diferentes cultivos de la Región.


Un estudio que para 2019 cuenta con un presupuesto de 60.000 euros y se realiza en la EDAR Cabezo Beaza en colaboración con la Comunidad de Regantes concesionaria del agua, y que en 2020 invertirá otros 60.000 euros, mediante Esamur, para continuar con acciones destinadas al sector conservero de la Región, en línea con las iniciadas y desarrolladas en ejercicios anteriores.


Se trató igualmente, según indicaron desde el Gobierno regional, la posibilidad de realizar proyectos de investigación con el Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agrario y Alimentario (Imida) ya sea para empresas concretas o sectores amplios de la industria agroalimentaria.


102135 Luengo Conserva



PUBLICIDAD

MÁS NOTICIAS

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Publicidad