Ganadería y Pesca

El consumo carne en la UE bajará un kilo por persona en la próxima década

viernes, 13 de diciembre de 2019

Carne matadero despiece (Foto Junta de Andalucía)



Las preocupaciones sociales, éticas, de salud y medioambientales harán que el consumo de carne en la Unión Europea baje en un kilo por persona hasta 2030 (y se queden en 68,6 kilos per cápita), según el informe de perspectivas agrícolas de la UE para 2019-30, elaborado por la Comisión Europea.


De acuerdo a los datos del estudio, la demanda para la carne de ternera disminuirá de 10,8 kilos/persona/año en 2019 a 10 kilos en 2030.


Esto se reflejará en un descenso previsto del 9,4 % en la producción de carne de bovino de la UE durante dicho período, mientras que los precios sufrirán un "ligero incremento".


Sin embargo, habrá oportunidades comerciales en la próxima década para este tipo de carne, para el que prevé subida de sus exportaciones.


Por el contrario, estima que las compras de aves de corral de la UE crezca de manera constante entre 2019 y 2030: su producción puede alcanzar los 16,5 millones de toneladas en 2030, con un consumo de 26,6 kilos por persona y año, y en un contexto de "fuerte" demanda mundial.


En el sector del cerdo, la expectativa es que aumente la demanda mundial de esta carne y, por lo tanto, a corto plazo haya un alza de su producción, con precios más altos.


Ese encarecimiento por la presión mundial contribuirá a una disminución más fuerte de la prevista en el consumo de la Unión Europea.


Por otra parte, el informe hace referencia a los recientes brotes de Peste Porcina Africana (PPA) en el sudeste asiático (China entre ellos), que están teniendo un "fuerte impacto" en el mercado mundial de la carne.


A corto plazo, esta situación impulsará las exportaciones de la UE a China para todas las carnes, particularmente para la de cerdo, pero es previsible que introduzca incertidumbres sobre el suministro global a largo plazo y sobre los patrones comerciales.


Además, al haber una menor disponibilidad de carne de cerdo en el mercado de la UE, esto podría conducir a cambios en los hábitos de consumo.


Respecto al sector lechero, entre 2019 y 2030 los requisitos de sostenibilidad conducirán a un crecimiento moderado de la producción de leche de la UE, llegando a 179 millones de toneladas en 2030 (frente a los 168 millones de toneladas en 2019).


Es probable que el sector adapte sus prácticas agrícolas para aumentar los rendimientos, al mismo tiempo que reduce la cabaña animal (esperado en 1,4 millones de vacas para 2030), lo que permitirá una disminución de sus emisiones.


La CE espera que la UE siga siendo el principal proveedor mundial de productos lácteos.


Estima que una gran parte del crecimiento de la producción de leche de la UE se destine al procesamiento de queso, dada la demanda mundial sostenida y al aumento del uso industrial nacional.


El cálculo es que la producción de queso crezca de 10,8 millones de toneladas en 2019 a 11,5 millones en 2030.


Se prevé que el consumo de leche líquida baje a medio plazo, mientras que la demanda de mantequilla de la UE podría seguir aumentando (su producción pasará de 2,5 a 2,7 millones de toneladas en 2030).

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD