Naturaleza

Tres fincas agrícolas de Mula iniciarán un proyecto de ANSE y la cooperativa Anecoop para conservación de los polinizadores

lunes, 16 de diciembre de 2019

IMG 20191120 114908


La Asociación de Naturalistas del Sureste (ANSE) y la cooperativa agroalimentaria Anecoop han sellado un acuerdo para desarrollar acciones de conservación de los polinizadores y adaptación al Cambio Climático en fincas agrícolas de la cooperativa.


El acuerdo pretende actuar en 10 fincas de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia y la Comunidad Valenciana, pero se iniciará, en una primera fase, con tres explotaciones de cooperativas de frutas y cítricos situadas en Mula y que suman más de 1 hectárea de cultivos de cítricos,  principalmente limones.



Se trata de parcelas de pequeños agricultores, que producen bajo el  protocolo “naturane Residuo Zero” frutas y hortalizas de alta calidad sin residuos de plaguicidas (residuos de plaguicidas inferiores al límite de cuantificación), cultivadas y manipuladas mediante técnicas seleccionadas para una producción económicamente viable y sostenible, dando prioridad a los métodos ecológicamente más seguros y minimizando el uso y los efectos secundarios indeseables de los productos fitosanitarios.


Asesoramiento por parte de entomólogos expertos en abejas, plantaciones de especies productoras de flores con ricas en polen y néctar, así como la instalación de refugios para abejas silvestres serán las medidas adoptadas en las plantaciones que pretenden acogerse al sello de calidad y etiquetado 'Bee Friendly'.


En el marco del Convenio, Anecoop se sumará a la iniciativa 'Corredores agrícolas para la adaptación al Cambio Climático de las poblaciones de polinizadores', proyecto desarrollado por la Asociación de Naturalistas del Sureste, con el apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica.


ANSE aportará seguimiento y asesoramiento por parte de un entomólogo experto y del Instituto Murciano Investigación y Desarrollo Agrario y Alimentario (Imida) a las fincas agrícolas para garantizar la conservación de las poblaciones de polinizadores y especialmente de abejas silvestres. 


PLANTONES RICOS EN POLEN


Además, la asociación aportará plantones de especies ricas en polen y en néctar para fomentar las poblaciones de polinizadores y permitir sus desplazamientos por paisajes agrícolas como medida de adaptación al cambio climático. Igualmente, se instalarán y supervisarán refugios artificiales para la nidificación de las abejas silvestres.



Fuentes de ANSE explicaron que la polinización es un servicio ecosistémico (proceso natural del que las poblaciones humanas obtenemos beneficio, en ocasiones, económico) que resulta imprescindible para la conservación de la biodiversidad, el funcionamiento de los ecosistemas y la producción agrícola. 


En el Sureste Ibérico, las abejas constituyen el grupo más abundante de polinizadores (más del 80 %). Si bien la mayor parte de las personas asocia el término “abeja” a la abeja doméstica (Apis mellifera), existe un elevado número de especies silvestres (no domesticadas) y en muchos casos solitarias: tan sólo en España hay registradas más de 1.000 especies de abejas.


Diversos organismos internacionales como la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza), el CBD (Convenio para la Diversidad Biológica) o el IPBES (Plataforma Intergubernamental de Políticas Científicas para la Biodiversidad y los Servicios de los Ecosistemas) han llamado la atención sobre la necesidad de actuar para salvaguardar estas especies y las funciones que desarrollan en los ecosistemas y los sistemas agrícolas.


IMG 20191203 162034





PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD