Frutos secos y cereales

AVA-Asaja critica que "grandes firmas" sustituyan el arroz valenciano por asiático que entra sin aranceles

jueves, 19 de diciembre de 2019

ArrozalsegadoFotoLaUni 1



La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja) ha denunciado este martes que "grandes firmas" que operan en España han dejado de comprar arroz cultivado en la Comunidad Valenciana y otras regiones productoras para importar en su lugar arroz japónica desde Myanmar (Asia) "sin aranceles".


AVA-Asaja ha criticado que, semanas después de la siega, supermercados valencianos están ofreciendo a través de marcas blancas arroz producido en su totalidad en Myanmar, "sustituyendo al producto local y generando un clima de inquietud" en el sector arrocero, con el objeto de "presionar más adelante los precios a la baja".


Según fuentes de la asociación, representantes de la Comisión Europea informaron durante el Grupo de Diálogo Civil celebrado en Bruselas al responsable de la sectorial del Arroz de AVA-Asaja, Miguel Minguet, que el 37 % del arroz japónica de Myanmar entra por España, lo que sitúa al país como "principal importador" de la Unión Europea (UE).


"Antes de activarse, en enero, la cláusula de salvaguarda al arroz de tipo índice eran los países del norte de Europa los que nos hacían la competencia desleal de manera indirecta, pero ahora son las propias empresas españolas las que nos recrudecen la competencia desleal directamente al sustituirnos e intentar borrarnos del mapa", ha lamentado Minguet.


Por este motivo, AVA-Asaja ha anunciado que se sumará a la iniciativa que los arroceros italianos lideran para "exigir la completa y urgente supresión del tratado comercial de la UE con Myanmar", pues facilita la entrada de arroz japónica, la clase que se cultiva en la Comunitat Valenciana, con "ventajas arancelarias".


AVA-Asaja ha solicitado que el Ministerio de Agricultura, junto con la Comisión Europea, aprueben un etiquetado obligatorio que distinga la procedencia del origen, así como el método de producción empleado, en todo arroz que se comercializa en los puntos de venta comunitarios.


En este sentido, Minguet ha puntualizado que "los consumidores no pueden identificar en muchos casos si el arroz que están comprando ha sido producido en los parques naturales de La Albufera o el Marjal de Pego-Oliva".


"Al sustituir este producto por otro foráneo como es el caso de Myanmar, la distribución favorece el acceso a un arroz cuyo proceso de producción no ha cumplido los mismos estándares de calidad, seguridad alimentaria y sostenibilidad ambiental que el arroz europeo. Por tanto, es una estrategia que resulta perjudicial tanto para los productores como para los consumidores de la UE", ha concluido. 


PUBLICIDAD

MÁS NOTICIAS

PUBLICIDAD

NOTICIAS DESTACADAS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD