Fitosanitarios, plásticos y maquinaria

Mollà destaca la lucha biológica como 'alternativa eficaz, garantista y de futuro' para combatir las plagas y enfermedades sin uso de químicos

viernes, 17 de enero de 2020

Adultos de Cotonet (Foto Generalitat Valenciana IVIA)


"Lucha biológica, nuevas vías de investigación y fórmulas de control ecológico se alzan como alternativas necesarias para combatir las plagas y enfermedades del campo y responder frente a las restricciones europeas", ha destacado la consellera de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, Mireia Mollà.


La consellera ha visitado en Carlet la empresa de control de plagas EPA-Ecologia, integrante del proyecto Scalebur, que ya ha demostrado su eficiacia para frenar la expansión del cotonet de les Valls, una reciente plaga que afecta al sector citrícola.


La idea es utilizar feromonas de confusión sexual para acabar con las plagas y enfermedades que amenazan a la agricultura. Esta es una de las nuevas vías de investigación abiertas para hacer frente a las amenazas fitosanitarias sin el uso de compuestos químicos.


Una de esas restricciones es la del clorpirifós y el metil-clorpirifós, un compuesto eficaz contra el cotonet pero recientemente sumado a la lista de plaguicidas prohibidos por la Unión Europea. A partir de junio termina el plazo de moratoria concedido por la Comisión Europea y ya no podrá ser usado ni comercializado en ninguno de los estados miembros.


Para sustituir a este plaguicida con fecha de caducidad, la Conselleria "ya cuenta con dos líneas límpias de respuesta" ha explicado la consellera. Por un lado, un parasitoide que puede estar listo y activo para la próxima campaña y, por el otro, una feromona de confusión sexual que en las últimas pruebas ha mostrado una efectividad cercana al 80%.


En este sentido, la titular de Agricultura y Transición Ecológica ha remitido una carta al ministro de Agricultura, Luis Planas, para acelerar las autorizaciones de las dos líneas de lucha contra la paga "de manera que esten listas para esta misma primavera".


Mollà ha defendido la necesidad urgente de conceder las licencias para ofrecer a los agricultores "alternativas ágiles, viables, respetuosas con el Medio Ambiente y que demuestren su eficacia para combatir las plagas sin necesidad de utilizar compuestos prohibidos".


La investigación con feromonas no solo ya ha ofrecido buenos resultados sobre el 'cotonet' de les Valls, sino también sobre otras plagas que afectan a la agricultura valenciana, como el piojo rojo de California o el cotonet o melazo de los cítricos, según indicaron fuentes de la Generalitat valenciana.


En lo que respecta a la suelta de parasitoides depredadores de algunos vectores que contagian las enfermedades, recientemente se ha autorizado la suelta de la Tamarixia dryi en Galicia para frenar al insecto que trasmite el HLB o Greening, una enfermedad que aún no está presente en España pero cuyo vector sí ha sido detectado. 


Molla Feromonas Cotonet (Foto Generalitat Valenciana)



PUBLICIDAD

MÁS NOTICIAS

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Publicidad