EN NOMBRE PROPIO

La primera alternativa a la sal común, reducida en sodio y equilibrada en calcio y potasio, es murciana y está fetén

viernes, 21 de febrero de 2020

IMG 20200220 WA0007



Guisos, ensaladas, dulces…La sal marina es un condimento estrella utilizado en la mayoría de platos de la cocina española. Y es que el consumo de sal es una práctica que ha realizado la humanidad durante miles de años, porque ya en la antigüedad se pagaba a ciertos trabajadores con sal, de ahí el origen de la palabra salario. Así es posible decir que la sal es un mineral que nos ha acompañado a lo largo de la historia.


Muchos son los beneficios que aporta a la salud este mineral extraído de forma natural y que no requiere ser procesado para su consumo, lo que permite que guarde sus propiedades para beneficiar los alimentos que comemos y nuestros organismos. Entre sus cualidades podemos encontrar que ayuda a desinflamar, a desinfectar, a regular la presión, y a exfoliar la piel, entre muchísimos más usos que se le puede dar para cuidar el cuerpo.


No obstante, desde la Organización Mundial de la Salud (OMS) señalan que, si bien es fundamental una ingesta moderada para nuestra salud, también es esencial tomarla de calidad para evitar que perjudique al organismo.


Conscientes de la importancia de cuidar nuestra salud y dispuestos a ofrecer una alternativa a la sal común, pero mejorando sus propiedades, nació hace unos meses un proyecto pionero en el mundo y además de la Región de Murcia en esta materia, Fetén la Sal, una marca de la innovadora empresa Karma Produce.


“Comenzamos a trabajar en este proyecto dada la importancia de reducir la ingesta diaria de Sodio y los  beneficios que esta reducción  tenía para la salud. A partir de ahí empezamos a investigar e invertir en el producto para desarrollarlo. Desde entonces hemos estado desarrollando prácticas y mejorando mezclas con distintas empresas especializadas de alimentación de la Región de Murcia” señala el gerente de la empresa, Miguel Ángel Esquerdo, quien añade que también “llevamos a cabo todo tipo de pruebas con familiares y amigos en distintos platos”.


La Región de Murcia cuenta con un humedal de gran importancia, las Salinas de San Pedro del Pinatar. Un paisaje cuya alta salinidad, fuerte insolación y baja profundidad, han hecho de esta zona al norte del Mar Menor un lugar ideal para la fabricación de sal desde la época romana. Así, en la actualidad el humedal cuenta con una producción anual que oscila entre 75.000 y 100.000 toneladas de sal marina de excelente calidad.


“Con Fetén La Sal aportamos tradición y amor por lo natural y autóctono.Y es que obtenemos nuestra sal marina gracias a un acuerdo con la empresa Salinera Española, por el cual nos proporcionan sal de estas salinas previamente a ser tratada con químicos. Además, respecto a los beneficios medioambientales que proporcionan las salineras, creo que las Salinas de San Pedro es un paraje natural muy bien conservado y cuyas extracciones de sal marina no resultan agresivas al ecosistema. Igualmente, gracias a la existencia de estas salinas existen una gran cantidad de animales que pueden sobrevivir en ellos, emigrando para hacer su función en este ecosistema”, dice el gerente.


Uno de los aspectos más interesantes de este producto es su proceso de producción, pensado en nuestra salud. “Nuestro proceso de fabricación de Fetén La Sal  consiste únicamente en una  mezcla de minerales naturales con dicha sal.Por tanto, se encuentra libre de organismos genéticamente modificados y componentes sintéticos, ya que el 100% de los ingredientes se obtienen del medio natural y nosotros solo los mezclamos. Para ello, contamos con maquinaria especializada en alimentación, encargada de dicha mezcla y cuyo envasado se basa en las proporciones que tenemos especificadas y patentadas en nuestra formula”, explica el Esquerdo.


Los usos de la sal marina pueden ser varios. Hay quienes la utilizan como elemento exfoliador para la piel, mascarilla capilar, para derretir la nieve o prevenir la formación de hielo, entre otros muchos. En este caso, el empleo de Fetén la Sal está enfocado al sector alimentario, “dado que se ha demostrado su capacidad para poder hornearse, además de poder utilizarse en alimentos fritos, cocidos, etc”, destaca su gerente. “Su uso es universal, ya que se puede utilizar en ensalada, para cocinar o como más le guste al consumidor. Además, es un sazonador que pueden consumir personas sometidas a una dieta saludable, tanto en niños como ancianos”, dice Esquerdo.


Fete la sal (foto feten la sal)


Asimismo, el gerente de Fetén La Sal señala como “todos los sectores pueden beneficiarse de su uso”, y es que, aunque existe una conciencia extendida de que el exceso de sal puede ser perjudicial, “nosotros jugamos un importante papel en este sentido con nuestra fórmula y producto, dado a que los consumidores quieren darles sabor a sus platos. Por ello, es primordial el uso de una sal marina lo más saludable posible”. 


Desde hace años, la guerra contra la sal se ha declarado en algunos países desarrollados, especialmente a la hora de su uso en determinadas dietas. Así, existen estudios que nos alertan sobre el riesgo de ser exagerados a la hora de reducir nuestra ingesta de sal y el peligro que supone para nuestro cuerpo el obtener menos de la que necesitamos para que elsodio, mineral que nos proporciona, cumpla su función en nuestro organismo.


“La sal marina es un alimento vital y que no resulta perjudicial para la salud. Lo que realmente resulta poco beneficioso es el exceso de sodio en la misma. Nosotros con esta fórmula hemos conseguido reducir la tercera parte de dicho exceso, pasando de tener un 40% a un 26%. Cabe destacar que la legislación española NO nos permite especificar que nuestra sal es baja en sodio, Ya que NO esta por debajo del 20%, y  si lo bajáramos de a este porcentaje se perderían el sabor y varias de sus propiedades” asegura Esquerdo.


La sal marina es una fuente de nutrientes para el organismo humano, tales como el calcio, cloruro de magnesio, potasio, yodo y manganeso. En este sentido, el nuevo sazonador aporta un sabor tan rico como el de la sal de siempre, pero más beneficioso para la salud, debido a su reducido contenido en sodio y a su riqueza en calcio y potasio. “Entre sus propiedades, ayuda a bajar la tensión arterial , el colesterol, regula los niveles de azúcar y posee un pH9 con el que se combate la acidez , es un producto alcalino, sin gluten y apto para veganos, tal y como se indica en nuestra etiqueta. Por tanto, lo ideal es que a la misma vez que estas salando tus platos estas ingiriendo una parte de la cantidad diaria recomendada de Calcio y Potasio por la propia OMS”, señala el gerente de la empresa.


En la actualidad, la comercialización de este producto, cuya producción es de entre 5 y 7 toneladas mensuales, se encuentra en proceso de expansión por la Región de Murcia, “realizando la distribución por diferentes supermercados de la zona de Murcia y, poco a poco, estamos llegando a cada vez mayor numero de comercios locales, tiendas de dietética y mercados de abastos, afirma Esquerdo para añadir que este producto “también puede adquirirse a través de la página web”  .


No obstante, desde la empresa señalan que “tenemos muchos retos todavía por alcanzar y nuestro siguiente paso es la comercialización a nivel nacional para luego pasar al mercado internacional, donde  ya estamos enviando muestras a clientes extranjeros dada nuestra red de ventas y clientes europeos y del resto del Mundo. De hecho, ya tenemos listo el montado y ensamblado para la fabricación en 12 idiomas distintos y promocionarlos en todas las ferias del sector a las que acudimos de Europa, Oriente Medio y Asia”.

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD