Regadíos y Abastecimientos

Mollà defiende la exención del peaje para los regantes de la Vega Baja por el agua concesionada que no pueda ser aprovechada para el campo

viernes, 28 de febrero de 2020

Molllu00e1 Junta CHS (Foto Generalitat Valenciana)



La consellera de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, Mireia Mollà, participó el pasado miércoles en la Junta de Gobierno de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS).


Uno de los puntos más importantes del orden del día era el referente a la revisión de las restricciones de acuerdo al Plan Especial de Sequía. Una decisión, la de reducir o no las dotaciones, que se aplazó en el último encuentro a la espera de la evolución de los indicadores.


La Conselleria ha votado a favor de aliviar las restricciones al 12% y el 7% para regadíos no tradicionales y tradicionales, respectivamente, y equilibrar así las necesidades hídricas de los agricultores y agricultoras en consonancia con la evolución a la baja de los índices de sequía.


"Esta revisión nos parece aceptable para adecuar las dotaciones a la mejora de los indicadores, sobre todo si tenemos en cuenta que algunas de las aguas entregadas no pueden ser aprovechadas para el campo", ha explicado la consellera.


En este sentido, Mollà ha respaldado la postura de Riegos de Levante en sus exigencias de exención del peaje de las aguas concesionadas con una alta salinidad - lo que las convierte en inviables para el riego-.


La consellera ha concretado que se ha eximido, así, el pago de los hm3 concesionados en noviembre y diciembre, después del episodio de la Depresión Aislada en Niveles Altos (DANA), informaron fuentes de la Generalitat Valenciana.


La titular de Agricultura y Transición Ecológica ha considerado que la admisión parcial es "positiva", ya que sienta el precedente al que podrán acogerse las comunidades de regantes cuando reciban aportes con elevada conductividad o salinidad.


Por otra parte, el presidente de la CHS, Mario Urrea, ha agradecido en su bienvenida la presencia de la consellera de Agricultura en la Junta de Gobierno, lo que evidencia la defensa activa de la conselleria con los regantes del sur de Alicante.


En el transcurso de la reunión, Urrea ha confirmado el inicio del expediente de declaración de riesgo químico del acuífero del Campo de Cartagena, un procedimiento motivado por el episodio de contaminación del Mar Menor que lleva aparejada medidas cuatelares y restricciones que afectarán a los cultivos de la zona.


Aunque esta medida está prevista en la ley, hasta el momento solo se había adoptado para acuíferos sobreexplotados. Al respecto, Mollà ha cuestionado la eficacia de los programas de actuación sobre zonas vulnerables y ha planteado la necesidad de un plan integral que no se limite a las restricciones sobre la extracción de agua. 

PUBLICIDAD

MÁS NOTICIAS

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Publicidad