EN NOMBRE PROPIO

Montaño (Asemesa): “Para solucionar el problema de los aranceles lo que hace falta es sentarse a negociar con EEUU sin ninguna condición previa”

viernes, 13 de marzo de 2020


Presidente Asemesa (foto asemesa)



¿Qué supone la aceituna de mesa para el sector agroalimentario español?


El sector de la aceituna de mesa es de gran relevancia en el conjunto de la industria agroalimentaria nacional, tanto por el número de empleos que genera como por su volumen de producción y exportación, liderando España el mercado mundial en ambos conceptos.


Supone el 27% del empleo generado por el sector nacional de conservas y preparados de productos vegetales, participando con un 22% en el valor nacional de este sector y aportando al PIB alrededor de 1.000 millones de euros.


Más allá de las cifras es uno de los productos españoles más tradicionales y que más se asocian con España debido a su gran vertiente exportadora. Tanto es así que, junto al vino de jerez, el de rioja y el aceite de oliva la aceituna es uno de los productos pioneros en exportación cuando esta actividad era casi desconocida en España.


¿Qué importancia económica y medioambiental tiene el sector en España?


La importancia fundamental de la aceituna de mesa es que se localiza en zonas donde a menudo es casi la única alternativa; son zonas rurales que tienen una gran dependencia económica, y por tanto social, de la producción y la industria de aceituna de mesa. Solamente el cultivo y recolección de la aceituna generan más de 6 millones de jornales a los que hay que añadir 8000 puesto de trabajo en la industria y otros tantos en industrias auxiliares.


¿Qué balance hace de la última campaña?, ¿se ha dejado mucha aceituna sin coger por la bajada del precio?


La campaña pasada ha sido la más corta en los últimos 10 años sobre todo en variedades como la manzanilla, gordal y hojiblanca debido fundamentalmente a factores de vecería y climáticos, aunque no debemos dejar de mencionar la gran incertidumbre de los agricultores e industriales debido al problema de los aranceles que ya afectan a todas las aceitunas, no sólo a las negras.


La reciente subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), ¿qué consecuencias ha supuesto para los exportadores de la aceituna de mesa?


Como a los demás sectores esta subida puede suponer una pérdida de competitividad importante porque la mayoría de la aceituna se vende en el exterior en competencia con países productores que tienen costes de mano de obras mucho más bajos. Aún es pronto para poder evaluar sus efectos, aunque es otro elemento más que se suma a la complicada situación del sector por la campaña de recolección y los aranceles de EEUU.


Al sector industrial le va a afectar de forma indirecta, por el posible aumento de coste de la materia prima, porque de forma directa tenemos que decir que el convenio colectivo de aderezo está por encima del SMI.


Estados Unidos es el primer consumidor de aceituna del mundo y, desde hace varios años, la amenaza de este país para imponer aranceles a la Unión Europea ha desatado las tensiones comerciales entre las dos potencias. En su opinión, ¿por qué EEUU ha decidido poner aranceles a productos de la UE?


Es sin duda la manifestación más clara de la política proteccionista del presidente Trump y de su lema “American First”. Ello implica tomar medidas contra los productos de países o zonas como la UE que según EEUU.  se exceden en las ayudas a sus sectores y/o con los que hay un gran desequilibrio comercial. En nuestro caso estamos sufriendo los aranceles por las ayudas de la UE a los agricultores a través de la PAC y por las ayudas al Airbus.


Al respecto, España es uno de los países más perjudicados y desde la asociación presentaron un recurso sobre las exportaciones de aceituna negra al Tribunal de Comercio Internacional de EE UU, que recientemente ha sido resuelto a favor de ustedes. ¿Qué supone esta decisión para los exportadores?


Se trata de un paso muy importante en la defensa que estamos llevando a cabo las empresas de Asemesa, que son las que estamos pagando la mayor parte del coste a pesar de que estamos defendiendo a todo el sector y a la PAC. Seguramente no tendrá consecuencia práctica a corto plazo, pero supone una gran esperanza porque es la primera decisión a favor del sector y en contra del gobierno de EEUU. No obstante, debo insistir en la falta de apoyo económico de todas las administraciones europeas y españolas ante la pérdida de más de la mitad del mercado –ya hemos dejado de exportar alrededor de 60 millones de dólares- y el enorme coste en abogados, más de 6 millones de euros.


Siguiendo con este asunto, la Organización Mundial del Comercio decidió constituir un panel de expertos para resolver la legalidad de las medidas de la Administración Trump sobre los aranceles a la aceituna negra. ¿Considera que el papel de la Unión Europea en este tema es suficiente o debería de adoptar otras medidas? ¿Y el apoyo del gobierno de España?


Estoy convencido de que ha sido la presión que hemos hecho en los medios de comunicación la que ha obligado a la UE a llevar el caso a la OMC. Lo que deben hacer ahora la UE y el gobierno de España es ayudar a Asemesa para compensar los gastos y pérdidas que he comentado antes y no intentar “contentarnos” con supuestas ayudas como las de promoción que son insulto al sector.


En este sentido, ¿cómo se están viendo afectadas las exportaciones de aceite y de otros tipos de aceitunas?


En el caso de la aceituna negra hemos perdido más de la mitad de las exportaciones a EEUU lo que supone 60 millones de euros aproximadamente y respecto a las verdes, recordemos que los aranceles de verde entraron en octubre de 2019 y aún es pronto para evaluar las consecuencias porque no disponemos todavía de datos oficiales.


Olivares (foto asemesa)



El conflicto con Estados Unidos ¿está llevando al sector a buscar nuevos mercados?, ¿dónde?


Hemos de decir que el mercado americano no tiene sustituto ni a corto ni a medio plazo, pero una de las características de la industria exportadora española es su capacidad de reacción y por eso desde el primer momento se han intensificado los esfuerzos comerciales en otros mercados y abrir otros nuevos. Como ejemplo está el acuerdo adoptado por todas las organizaciones que representan al sector para incluir como objetivo de las próximas acciones de promoción a China e India y en general a países del sudeste asiático.


Hasta el momento, dada la situación ¿han pedido ayudas compensatorias para el sector?


Como he mencionado nos hemos dirigido a todas las administraciones sin obtener ninguna respuesta excepto de la Secretaria de Estado de Comercio del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.


En su opinión, ¿se están perdiendo empleos en el sector de la aceituna debido a estos problemas?


Rotundamente sí, aunque es difícil hacer una cuantificación. Hay muchas industrias del sector que trabajaban a 3 turnos antes de la entrada en vigor de los primeros aranceles, los de las negras y que ahora trabajan a 2 turnos o incluso a 1 turno.


A nivel económico, ¿qué pérdidas han sufrido las empresas del sector por dichos aranceles?


Las pérdidas por exportaciones que se han dejado de realizar desde la imposición de los aranceles superan ya los 60 millones de euros, pero lo más importante no es esa cifra, lo importante es que perdemos un mercado en el que hemos hecho inversiones de todo tipo desde hace más de cincuenta años y que se lo vamos a regalar a otros países como Marruecos o Egipto y que será imposible de recuperar.


¿Por qué cree que España es el único país que posee aranceles, a diferencia de otros como Grecia o Portugal?


Por un lado, somos el principal competidor del sector californiano mientras que los demás países hasta ahora eran poco significativos. Por otro, los demás países productores no forman parte del proyecto Airbus por lo que EEUU no los ha sancionado como a los que sí lo integran como es el caso de España.


Además, recientemente se ha publicado un acuerdo entre Mercosur y Brasil, principal consumidor de aceituna de mesa de Latinoamérica, por el cual Argentina, Egipto y Marruecos no tendrán ningún tipo de arancel durante los próximos ocho años.  Otro varapalo para el sector español.  ¿Cómo afectará este hecho a nuestros exportadores?


Prácticamente hemos perdido el mercado brasileño, primer consumidor no productor de aceitunas del mundo, a manos de Marruecos y Egipto ante la indiferencia de nuestra administración y de la UE que ni siquiera nos han informado de esta decisión ni de la evolución de las negociaciones.


Desde Asemesa insisten en que la industria agroalimentaria no puede ser la que pague los platos rotos de las subvenciones ilegales de la UE al sector aeronáutico. ¿Qué supone este hecho para el sector de la aceituna de mesa? ¿Qué soluciones reclaman para los afectados?


Es una gran injusticia para nuestro sector y los demás productos afectados. Exigimos que nuestro Gobierno y la UE busquen una solución urgente que pasa por sentarse a negociar cuanto antes sin ninguna condición sin esperar a que se resuelva el caso Boeing.


El sector del aceite de oliva se encuentra inmerso en un contexto de crisis, donde existen los márgenes de agricultores y ganaderos siguen disminuyendo, y los fenómenos atmosféricos asociados al cambio climático cada día son mayores. En una reciente reunión con el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas confirmó su intención de introducir reformas en la Ley de la Cadena Alimentaria y apuntó a la posibilidad de conceder “bonificaciones fiscales” a los sectores afectados. ¿Qué opinión le merecen estas medidas y qué balance hace de dicha reunión?


El balance general de la reunión fue de decepción ante la falta de medidas concretas y soluciones a los problemas. Respecto a la aceituna, como hemos dicho en público, apoyaremos cualquier medida que no reste competitividad ni suponga restricciones ni limitaciones al libre mercado. No apoyaremos ninguna medida que suponga subvencionar o mantener ineficiencias. No podemos olvidar que casi el 70% de las aceitunas que se comercializa, son vendidas en el exterior en dura competencia con otros países que tienen costes de producción más bajos que los nuestros.


Por último, en el futuro, ¿qué soluciones legales serían necesarias adoptar para que el sector pueda hacer frente a estos problemas?


Para solucionar el problema de los aranceles lo que hace falta es sentarse a negociar con EEUU sin ninguna condición previa. Para poder seguir compitiendo y manteniendo el liderazgo mundial necesitamos medidas que nos ayuden a ser más eficientes y competitivos y mucho me temo que algunas de las que se acaban de aprobar van en sentido contario.


EN NOMBRE PROPIO


-Un libro o una película… Los Pilares de la Tierra

-Un color... el azul

-Un animal... la pantera negra

-Una afición... el motor

-Un deseo... una utopía, que se acabe la injusticia en el mundo

-Un día de la semana… el sábado

-Una estación del año... la primavera

-Una comida... huevos fritos con arroz blanco

-Un destino... cualquiera de España

-Un refrán... "Obras son amores y no buenas razones"

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD