Fitosanitarios, plásticos y maquinaria

Cómo afecta la normativa sobre reciclaje de aceites industriales al sector agrícola

lunes, 9 de marzo de 2020

Tractor


Los vehículos agrícolas, especialmente los tractores, deben someterse a cambios periódicos de aceites que están determinados por el uso que se realiza de la maquinaria. Como es de esperar, en un tractor que se utiliza de manera diaria en tareas agrícolas, el cambio de aceite deberá producirse con mayor frecuencia que el mismo supuesto en vehículos de uso más puntual.


De este modo, el cambio de aceite periódico es una de las labores de mantenimiento más importantes en cualquier tipo de vehículo, y especialmente en el caso de los agrícolas, que están sometidos a una actividad muy intensa.

En los tractores, la misión de los aceites industriales es mantener una lubricación óptima de todos sus componentes mecánicos para ofrecer funcionamiento correcto. El cambio de aceite va a depender en gran medida de la salud del motor, su rendimiento y las calidades del producto


¿Qué ocurre con los aceites industriales usados? ¿Cuál es la normativa que los regula?


En España, el Real Decreto 679/2006, de 2 de julio, por el que se regula la gestión de aceites industriales usados, tiene como objetivo establecer medidas para prevenir la incidencia ambiental de los aceites industriales, así como reducir su producción tras ser utilizados o, al menos, facilitar su valorización mediante la regeneración, otras formas de reciclado y la valorización energética.

Los fabricantes de aceites industriales que los pongan en el mercado han de cumplir con estos objetivos de valorización y asumir la correcta gestión de los residuos que se generen. Los residuos a gestionar dependen de la cantidad de aceites usados, que es proporcional a la cantidad de aceite nuevo que el fabricante pone en el mercado. Asimismo, el Real Decreto obliga a los productores a fabricar aceites industriales con el menor número de sustancias peligrosas o contaminante.


Los aceites industriales Fuchs, responden a todas las demandas establecidas en este Real Decreto, y una muestra de ello es su inclusión como fabricante en el primer Plan Empresarial de Prevención que hacía referencia al RD en el año 2010.

Con el RD, los agentes responsables de la puesta en el mercado de aceites industriales están obligados a:


Recuperar el 95% de los aceites usados generados a partir del 1 de julio de 2006.

Valorizar el 100% de los aceites generados.

Regenerar un 55% de los aceites usados recuperados a partir del 1 de enero de 2007.

Regenerar un 65% de los aceites usados recuperados a partir del 1 de enero de 2008.


La normativa sobre reciclaje de aceites industriales prevé que los fabricantes puedan cumplir sus obligaciones a través de su participación en sistemas integrados de gestión. En España, este organismo es SIGAUS, que agrupa a más de 110 compañías y se encarga de la recogida y posterior tratamiento del aceite usado, tanto de procedencia industrial como de vehículos.


¿Cuáles son las funciones de SIGAUS?


SIGAUS es el nombre que recibe el Sistema de Gestión de Aceites Industriales Usados en España. En nuestro país, estos aceites tienen un tratamiento prioritario de regeneración a través de un proceso de destilación físico-química donde se limpian y descontaminan, obteniendo así materia prima para fabricar lubricantes.


Los aceites usados que no pueden ser regenerados se someten a otros tratamientos para conseguir combustible de uso industrial con alto poder energético. La recuperación del aceite industrial tiene como aspectos positivos el ahorro de un recurso no renovable (petróleo) y la reducción de emisiones de CO2 a la atmósfera.


SIGAUS, que es una entidad sin ánimo de lucro, ofrece dos soluciones al sector de los aceites industriales: cumplir con la normativa que afecta a empresas que venden o importan aceite y máquinas o componentes con aceite; y garantizar una gestión ambiental correcta del aceite usado.


Orden APM/205/2018, de 22 de febrero


En el desarrollo del proceso normativo referente a los aceites industriales, además del RD que comentamos, el entonces Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente estableció con esta figura los criterios que determinan cuándo el aceite usado y procesado para su uso como combustible deja de ser residuo, con arreglo a lo dispuesto en la Ley 22/2011, de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados.


En esta ley se regula el principio de jerarquía de residuos. Los aceites usados deben destinarse como primera prioridad a la regeneración (reciclado) y como segunda a la valorización energética, siguiendo así un camino similar al dispuesto por el Real Decreto 679/2006.


MÁS NOTICIAS

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

EVENTOS DE AGENDA

PUBLICIDAD

NOTICIAS DESTACADAS

PUBLICIDAD