Laboral

La hostelería prevé un año difícil por coronavirus y ya nota una caída de hasta el 40%

viernes, 13 de marzo de 2020

Cena o comida (ElTenedorweb)



Los bares y restaurantes ya auguran un 2020 difícil, sensiblemente peor de lo que preveía hasta hace apenas unas semanas, y esperan cierres y recortes de plantilla temporales por el desplome de la actividad que ya están registrando, con caídas en el tráfico de clientes de hasta el 40 por ciento.


Así lo han avanzado este jueves diferentes fuentes del sector a Efeagro, que han apuntado que sus previsiones de crecimiento -del entorno del 1,2% para el actual ejercicio, de acuerdo con la consultora NPD- han quedado completamente desfasadas y ya advierten de que sería un éxito acabar el año sin caída de ventas.


La menor afluencia de clientes a bares y restaurantes -muy evidente también en algunos centros comerciales, donde la oferta de restauración es cada vez más amplia- contrasta con el fuerte incremento de los pedidos de envío de comida a domicilio, aunque por el momento las empresas no dan cifras.


"Va a suponer una parálisis muy aguda de nuestra actividad. En sólo las últimas 48 horas se ha disparado la incidencia", ha explicado este jueves el secretario general de Hostelería de España, Emilio Gallego, responsable de una patronal que agrupa a los más de 300.000 establecimientos de todo el país.


Según sus datos, un 96 % de las empresas del sector ya está notando una caída de clientes, con retrocesos que dependiendo de categorías y ciudades pueden llegar hasta el 40 % en el peor de los casos.


"Hay que poner el acento en medidas que nos ayuden a subsistir; necesitamos recursos para garantizar que los negocios tienen liquidez y no se destruye tejido productivo" durante el período que dure esta crisis sanitaria, ha señalado.


La cancelación de eventos, fiestas y todo tipo de actividades deportivas, así como el cierre de colegios y universidades, afecta a una parte sustancial del sector de la hostelería, pero también el teletrabajo ha quitado negocio a los "bares de menú".


Aún así, más preocupación genera todavía el impacto del coronavirus en el turismo, con recomendaciones a la población de limitar sus movimientos.


Además, en Italia las autoridades acaban de aprobar el cierre del comercio -bares y restaurantes incluidos-, una medida que por el momento no se aplica en España pero que agravaría la situación.


Por el momento, Hostelería de España ya ha reclamado en una reunión esta semana con la Secretaría de Estado de Turismo "medidas paliativas" para garantizar la supervivencia de un sector que es uno de los motores de la economía española.


Entre ellas, el aporte directo de liquidez, rebajas fiscales y ajustes que permitan flexibilizar la aprobación de Expedientes Temporales de Regulación de Empleo (ERTE).


Como ejemplo, Gallego ha citado el caso de las compañías que dan servicio a comedores escolares y centros de trabajo, cuya actividad se ha paralizado por completo en algunas zonas del país.


Además, también han pedido al Ejecutivo que se trabaje desde ahora en un plan para "relanzar la demanda" en cuanto la crisis creada por el coronavirus acabe, con el foco puesto en el turismo nacional.


El director de NPD España, Vicente Montesinos, ha considerado que el sector de la restauración será una de las áreas económicas más perjudicadas, ya que en torno a un 80 % del negocio se basa "en que la gente salga y consuma".


"Yo explico al sector que las decisiones más importantes que van a tomar las empresas en este 2020 tienen que ver con el coronavirus", ha defendido Montesiones, quien advierte de que los planes de expansión, aperturas y contratación ya se están viendo penalizados.


En su opinión -y a la espera de tener a cierre de mes cifras concretas-, entre las categorías más afectadas se encuentran los bares tradicionales, pubs y discotecas, así como las zonas de tapeo, debido a que las autoridades recomiendan evitar las aglomeraciones y el contacto físico.


"Estamos ante un cambio de paradigma, habrá un mercado antes del coronavirus y otro después", ha vaticinado el experto de NPD, quien ha citado el auge de la entrega a domicilio como ejemplo, aunque ha recordado que las compañías que no tuvieran desarrollado este canal tendrán problemas para dar servicio. 

PUBLICIDAD

MÁS NOTICIAS

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Espacio cedido por Agrodiario