Organizaciones agrarias y de productores

La Unió estima ya unas pérdidas iniciales de 65 millones en la Comunidad Valenciana por el Covid-19

martes, 7 de abril de 2020

FloresinvernaderoInstalacionesdelaempresaBarberetBlancenPuertoLumbrerasFotoCARM 1



La Unió de Llauradors i Ramaders ha estimado que las pérdidas directas iniciales por el Covid-19 en el sector agropecuario de la Comunitat Valenciana supera los 64,7 millones de euros, con cifras de 22,1 millones tanto en Alicante como en Castellón y de 20,4 millones en Valencia.


Entre los sectores más perjudicados son aquellos en que sus clientes están en actividades no esenciales como el ovino-caprino con unos 30 millones de pérdidas en total, flor, planta ornamental y viveros, con cerca de 25 millones, y hortalizas, con casi 10 millones, ha informado la organización en un comunicado.


Entre las especies ganaderas rumiantes más afectadas está el ovino-caprino tanto de carne como de leche y el sector vacuno (vacas nodrizas, vacas de engorde o vacuno de lidia), que suman entre todas casi 30 millones de pérdidas.


Han incidido que la venta de corderos, cabritos y carne de vacuno ha descendido de una forma alarmante y fuera del consumo de la restauración ante el cierre de restaurantes, en los hogares se decantan por otro tipo de carnes más baratas como el pollo o el cerdo.


También afecta de forma considerable a los productores de ovino y caprino de leche, cuya producción iba destinada a la elaboración de quesos o yogures y que se han quedado sin salida comercial ante el cierre de restaurantes y mercados ambulantes.


Al suspenderse todos los festejos taurinos, los ganaderos de vacuno de lidia se han quedado sin nada y con la incertidumbre de cuando volverá la normalidad.


El Gobierno de España anunció el pasado viernes ayudas para el ovino-caprino, pero a juicio de La Unió deberían destinarse a todos los profesionales, así como simplificar y facilitar su solicitud.


"La actual propuesta del Ministerio de Agricultura es totalmente insuficiente para cubrir las pérdidas que está sufriendo el sector por el cierre de uno de los principales canales de distribución", han indicado.


Según el estudio, de La Unió, es sector de la flor, planta ornamental y viveros, donde se incluye el cultivo de la palma tan típico de estos días, y que entre marzo y mayo concentran casi el 75 % de las ventas anules, resulta también muy perjudicado con 24,8 millones.


El sector se ha visto especialmente afectado por la suspensión de fiestas como las Fallas, Magdalena, procesiones de Semana Santa, las Hogueras, ya que los establecimientos están cerrados en toda España, así como por la cancelación de pedidos internacionales, "que dejan en situación alarmante a los productores con unos viveros repletos que deberán destruir".


Los productores de hortalizas de invierno (fundamentalmente alcachofa, coliflor y brócoli, aunque también otras) tendrán unas pérdidas estimadas por la crisis de la Covid-19 de unos 9,8 millones.


Los daños se refieren a la producción perdida por no poder venderse, pero también a la industria que era una válvula de escape en algunos cultivos como la alcachofa y que funciona a medio gas.


Los que producían para el canal Horeca (hoteles, restaurantes y cafeterías), así como comedores o para los mercados no sedentarios, no tienen en estos momentos salida para sus producciones ante el cierre de los mismos y la cancelación de actos.

Los efectos del coronavirus y la incertidumbre global de los mercados se dejará notar también, según La Unió, otros productos como el aceite o el vino, entre otros, ante el cierre del canal Horeca, de los eventos y el retraimiento en el consumo internacional aunque se puede compensar en parte con un previsible a aumento de la demanda de consumo en hogares y a través de supermercados o compra online. 

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD