Especias y condimentos

En duda la recogida de la segunda mayor cosecha de ajo de España por falta de mano de obra

lunes, 13 de abril de 2020

Ajo Blanco (Foto Mapama)



La crisis sanitaria y las limitaciones de movilidad impuestas por el estado de alerta cuestionan que la segunda mayor cosecha de ajo del España, la que se da en Montalbán, en la Campiña de Córdoba, pueda ser recogida este año.


En apenas un mes deben comenzar las tareas de recolección del ajo que se ve condicionada porque necesita mucha mano de obra en muy poco espacio de tiempo, entre primeros de mayo y junio, para que el fruto, que se extrae de la tierra mecánicamente, ni se seque y se abra, si hace calor, ni se humedezca, si llueve, dijo el presidente nacional de la Sectorial del Ajo de Asaja, Miguel del Pino.


Para ello, se montan cuadrillas de cien o doscientos jornaleros que van recogiendo los ajos de la tierra para transportarlos a las naves, donde son manipulados y clasificados en cajas, la mayoría, sobre el 90 por ciento de la producción, destinados a la exportación, que ahora corren peligro de grave depreciación o, incluso, de pérdida de la cosecha.


La demanda de mano de obra en apenas mes y medio es habitualmente cubierta por personas procedentes de Rumanía y Marruecos, ya que la zona no es capaz de absorber esta oferta de trabajo, que alcanza entre los 400.000 y los 500.000 jornales, que incluyen a los transportistas y a quienes se encargan de la manipulación de las cajas, precisa el responsable de la patronal.


El cierre de las fronteras genera un primer problema y el segundo, después de las medidas adoptadas el pasado martes por el Consejo de Ministros para “favorecer la contratación temporal de trabajadores en el sector agrario”, mediante el Real Decreto-ley 13/2020 que facilita la contratación de temporeros, es el del transporte a las explotaciones.


La Junta de Andalucía anunció este jueves que trabaja en la contratación por emergencia de empresas de transporte para facilitar la movilidad de los profesionales del sector agrario, pero las limitaciones impuestas por el estado de alarma para luchar contra la expansión del COVID-19 no evita que el alcalde de Montalbán y delegado de Empleo de la Diputación de Córdoba, Miguel Ruz (IU), sea consciente de que la recogida de esta temporada “va a ser un problema”, ya que, según sus cálculos se precisan , entre 2.000 y 3.000 personas.


En coordinación con Miguel del Pino, vecino de Montalbán, Ruz estudia la posibilidad de articular desde la institución provincial una bolsa de empleo, como ya también plantea Asaja, aunque con el condicionante de que los jornaleros deben acudir desde otros municipios porque “la mayoría de la población de la zona está ocupada”.


Para ello baraja municipios con experiencia en recogida de aceituna relativamente cercanos, como los cordobeses de Nueva Carteya, Doña Mencía o Castro del Río, o los sevillanos de Lantejuela o Fuentes de Andalucía, que garantizan fiabilidad y rendimiento laboral.


Un portavoz de la Subdelegación del Gobierno en Córdoba aseguró que las labores en el campo se están desarrollando con absoluta normalidad siempre que se cumplan las prescripciones sanitarias y que en este momento se está llevando a cabo la poda del olivo.


Para Antonio Lopera, secretario de Acción Sindical de la Federación de Industria, Construcción y Agro (FICA) de UGT Córdoba, se trata de “una emergencia que nunca ha pasado” y de una “situación excepcional” en la que “toda pasa por cumplir las medidas de prevención”.


El dirigente sindical no sólo asume que no haya mano de obra suficiente para la recogida del ajo, sino que no descarta que esta situación pueda darse en las cosechas de otras producciones, aunque la única situación positiva que ve es que en la provincia ya está firmada la actualización salarial para el año, que coloca el jornal en 48,19 euros.


El ajo de Montalbán embebe como denominación al ajo andaluz, ya que el bulbo necesita cambiar de terreno, explica Miguel del Pino, y los productores van buscando suelo para plantar en otras provincias aledañas.


Si en los alrededores de Montalbán hay unas 2.000 hectáreas en producción, en las provincias de Granada, Málaga y Sevilla se pueden alcanzan hasta las 3.500, según las estimaciones del dirigente de Asaja. 


La Encuesta sobre Superficies y Rendimientos Cultivos (ESYRCE) del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación referida a 2019 asigna a Andalucía 5.759 hectáreas, el 20,21 por ciento del total de las 27.128 del conjunto de España, por detrás de las 17.842 que se destinan en Castilla-la Mancha, lo que supone el 65,77 por ciento de la superficie total.


En cuanto a producción, los últimos datos publicados los ofrece la Junta de Andalucía en su Anuario de Estadísticas Agrarias y Pesqueras, y sitúa al frente de la región a la provincia de Córdoba, con 31.174 toneladas, el 42,36 por ciento de la producción regional de 73.601 toneladas, que duplica a las 15.512 de Sevilla, que alcanza el 21,08 por ciento.


Les siguen Granada, con 10.457 tonelada y el 14,21 por ciento, Jaén (7.600 y 10,33 %), Málaga (7.329 y 9,96 %), Cádiz (1.225 y 1,66 %), Almería (277 y 0,38 %) y Huelva (27 y 0.04 %). 

PUBLICIDAD

MÁS NOTICIAS

PUBLICIDAD

NOTICIAS DESTACADAS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD