Cítricos

La C.Valenciana pide que no se rebajen los requisitos sanitarios en la reproducción de cítricos ante el peligro de nuevas enfermedades

lunes, 20 de abril de 2020

Naranjas puerto (Foto La Unió)



La Conselleria Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, ha trasladado al Ministerio de Agricultura una batería de alegaciones ante la modificación de la normativa actual, que, según ha subrayado la titular del departamento, Mireia Mollà, "desemboca en una rebaja de las exigencias y requisitos sanitarios en la reproducción de plantones, especialmente en cítricos".


"Reducción de las inspecciones, merma de las condiciones sanitarias para los materiales de multiplicación y laxitud en los controles son algunos de los resultados del proyecto de Real Decreto que traspone la Directiva 2020/177 de la Comisión de 11 de febrero", ha indicado.


"Estamos extremadamente preocupados por dicha relajación en la normativa de sanidad del material de reproducción vegetal. No debería aceptarse una normativa que abre la puerta a la entrada de nuevas enfermedades que podrían arrasar con cultivos esenciales para nuestra alimentación y economía", ha afirmado Mireia Mollà, que ha cuestionado las razones por las que la nueva directiva "relaja las exigencias" en el control de determinadas enfermedades en las categorías de plantas de Base y Certificada.


Según expone, también personal investigador del Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias "asegura que no se dan los motivos para introducir cambios que podrían conllevar la introducción y difusión, por medio de material vegetal, de plagas virulentas en territorio europeo".


Asimismo, este personal pone el acento en la importancia que el nuevo marco normativo concede en todas las categorías a la enfermedad Spiroplasma citri, pese a que existen otras "mucho más importantes".


Mollà reclama al ministro de Agricultura, Luis Planas, "no solo la inclusión de las alegaciones para limitar la entrada de plagas y enfermedades incurables en los cítricos valencianos, como el HLB o nuevas subespecies de Xylella", sino que "también sería necesario que, desde el Ministerio, se diese traslado a la Comisión de nuestro rechazo al cambio normativo señalado y que se pudiera revertir esta situación".


La consellera ha repasado el perjuicio para la citricultura valenciana de algunas enfermedades, como la de la tristeza, que obligó a un cambio radical de las plantaciones y a la reconversión, con el consiguiente coste económico para el sector.


Mollà señala la existencia del virus de la tristeza severa "que podría penetrar en nuestro país con esta relajación; y no podemos repetir el mismo error de los años cincuenta y sesenta, cuando otro virus de la tristeza acabó reconvirtiendo toda nuestra citricultura con un coste enorme que sufragaron los agricultores y agricultoras".


La Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, además, ha ofrecido al Ministerio la disposición de personal investigador y de especialistas en la materia para analizar la conveniencia de las alegaciones para la protección de los cítricos. 

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD