Frutas y Hortalizas

Los productores de cebolla advierten de la situación "complicada" del mercado por la crisis de Covid-19

miércoles, 22 de abril de 2020

Cebollas FL2020 (Foto C. Guardia)



La Asociación de Productores de Cebolla de Castilla-La Mancha (Procecam) ha advertido este martes de la situación "complicada" del sector, que tiene un 60% de calibres gordos en los almacenes cuando está acabando la comecialización de la campaña de 2019, debido a factores como la crisis del coronavirus.


En una nota de prensa, Procecam ha indicado que la campaña de comercialización de 2019 de la cebolla española "se está caracterizando por un manejo muy complicado para los calibres grandes", que están encontrando numerosos obstáculos para su colocación en el mercado.


La declaración del estado de alarma derivado de la crisis de Covid-19, el cierre del canal principal de comercialización de los calibres grandes como es el de hoteles, restaurantes y cafeterías (Horeca), y la situación deñ cultivo en Europa, donde se han batido récords de superficie sembrada y producción, ha provocado que la demanda de este tipo de calibre "se haya derrumbado, ha añadido.


Así, a estas alturas de la temporada, las cámaras frigoríficas deberían de estar casi agotadas, pero aún tienen un 60 % del género, debido a que "la comercialización de la cebolla gorda ha sido casi imposible", ha afirmado el presidente de Procecam, Sergio Gutiérrez.


En este sentido, ha señalado que esta cebolla que queda en los almacenes "va a complicar mucho el inicio de campaña", ya que "hay que tener en cuenta que los gastos de almacenamiento de esta cebolla provocan que sus costes totales se disparen, y no poder comercializarla está provocando un grave daño".


Gutiérrez ha añadido que la campaña de 2020 de cebolla española se presenta por tanto "complicada", por el excedente de cebolla de calibre grande en los almacenes y porque la nueva cosecha, que debería de haberse iniciado en abril, "se ha visto afectada también por las importaciones de cebolla de calibre medio procedente del hemisferio sur".


La cebolla importada "tiene una mayor capacidad de conservación que las variedades españolas nuevas, por lo que algunas cadenas de distribución están apostando por ella", denuncia Procecam, que señala también como otro problema "la falta de mano de obra disponible en la segunda región productora como es Andalucía".


El aumento de superficie sembrada en Europa se ha traducido en la recogida de 6,34 millones de toneladas de cebollas, un 19% más que el año anterior, lo que ha provocado "que la comercialización de la cebolla española, se haya visto sometida a unos precios muy bajos", ha apuntado Procecam, que cuenta con 178 socios directos y más de 371 productores de cebolla de la región con una superficie cultivada de más de 7.120 hectáreas en 2019.

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD