Laboral

Control de temperatura a los jornaleros y equipos de protección, en la campaña de recogida de frutas de la C.Valenciana

martes, 28 de abril de 2020

Nectarinas (Foto La Unión de Llauradors)


El inicio de la campaña de recogida de frutas en la Comunitat Valenciana se está llevando a cabo siguiendo el protocolo de seguridad fijado ante la pandemia del coronavirus por lo que los recolectores deben pasar, a diario, un control de temperatura antes de comenzar a trabajar en el campo.


Además, de llevar equipos de protección y ampliar la distancia de seguridad entre ellos, unas medidas de seguridad que "ralentizan un poco el acceso al puesto de trabajo, pero son necesarias porque lo primero es la salud de todos", explica Fernando Hervás, delegado de AVA-Asaja en la localidad valenciana de Carlet.


Un grupo de 8 trabajadores comienza la recolección de nectarinas en un campo en Carlet, hacen cola guardando la distancia de seguridad mientras esperan a pasar el control de temperatura, se colocan mascarillas y guantes y comienzan a trabajar.


Hervás explica que este año han recibido "bastantes llamadas" de personas a las que la pandemia ha dejado en paro o han sido incluidas en algún ERTE y explica que en la zona no han tenido dificultades para contratar, además de que "el trabajo de recolectar fruta no es difícil, se trata solamente de poner voluntad".


Las nectarinas pasan del campo a la cooperativa y aquí el coronavirus también ha modificado la manera de trabajar. En el control de acceso, las líneas amarillas señalan la distancia a la que tiene que situarse cada trabajador "y aquí se les toma la temperatura, hacen uso del gel y ya pueden entrar" explica Hervás, que también es trabajador de esta cooperativa hortofrutícola.


La cooperativa San Bernardo en Carlet "es la que más fruta de verano comercializa de toda la Comunidad Valenciana" señala su presidente, Álvaro Nogués. "Llegamos a comercializar 10 millones de kilos de fruta con hueso cada temporada", afirma.


El personal de esta cooperativa que se encarga de seleccionar las nectarinas, mayoritariamente mujeres, trabajan con guantes, mascarillas, batas y están separadas entre si más de lo habitual para protegerse del contagio de Covid-19.


"En un principio nos planteamos colocar la separación con pantallas de metacrilato, pero el espacio para trabajar se reducía demasiado y dificultaba el trabajo y la movilidad a las trabajadoras, por eso colocamos las separaciones entre ellas de plástico", señala Hervás. 

PUBLICIDAD

MÁS NOTICIAS

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Espacio cedido por Agrodiario