Salud

Grandes multinacionales del sector de la alimentación firman la petición para aprobar el etiquetado Nutriscore

miércoles, 29 de abril de 2020

Código Alimentos Nutri Score (Imagen Ministerio de Sanidad)



Grandes multinacionales del sector de la alimentación se han sumado a una petición impulsada por nutricionistas, tres europarlamentarias y asociaciones de consumidores para que la Comisión Europea (CE) implemente de forma obligatoria el etiquetado Nutriscore.


Compañías como Danone, Nestlé, Lidl, Carrefour o Auchan (Alcampo), así como las españolas Eroski y Carretilla, aparecen como firmantes de un documento divulgado este martes y dirigido a la comisaria europea de Salud y Seguridad Alimentaria, Stella Kyriakides, a la que reclaman aprobar un sistema que ya aconsejan países como Francia, Bélgica, España, Alemania, Holanda, Luxemburgo o Suiza.


"Como las leyes actuales a nivel de la UE sólo permiten estos sistemas con carácter voluntario, el potencial de esta iniciativa no se alcanza por completo", advierten los firmantes, entre los que también se encuentra la asociación de consumidores OCU y varios especialistas españoles en materia de Nutrición.


El Nutriscore es un sistema de etiquetado frontal que otorga una letra y un color a los alimentos envasados en función de diferentes parámetros, entre ellos calorías, grasas saturadas, azúcar y sal, pero también proteínas, vitaminas y fibras.


El objetivo es facilitar al consumidor que conozca el perfil nutricional de los productos -si es más o menos saludable en comparación con el resto de referencias de su misma categoría- con apenas un vistazo en el lineal del supermercado.


Las personas y organismos que apoyan la petición han destacado que con este modelo de etiquetado se contribuiría a mejorar la salud de los europeos, ya que actualmente "uno de cada dos ciudadanos tiene sobrepeso o es obeso".


Este sistema se identifica "como una de las herramientas clave que pueden ayudar a los consumidores a tomar decisiones" dirigidas a comer de forma más saludable, según estas mismas fuentes.


En su opinión, la norma introducida en 2011 para obligar a incluir en el etiquetado la información nutricional básica (medida en porciones de 100 gramos) "suele situarse en el reverso del paquete, en letra pequeña y adolece de elementos para poder ser interpretada por los consumidores". 

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD