Laboral

El campo llega al Primero de Mayo posicionado como estratégico en el mundo laboral

viernes, 1 de mayo de 2020

Trabajadoras almacén tomate empleo (Foto Junta de Andalucía)



El sector primario llega al Primero de Mayo como actor principal de una realidad socio-económica marcada por el coronavirus, ya que en pocas semanas se ha reivindicado como estratégico no sólo por ser la base para la alimentación sino también por dar cobijo laboral en tiempos de crisis.


Esa idea transmiten las principales organizaciones agrarias (Asaja, COAG y UPA) en las vísperas de este Día Mundial del Trabajo que el campo español celebra buscando mano de obra local para asegurar que las campañas de recogida hortofrutícolas puedan desarrollarse con éxito.


"Este Día del Trabajo nos tiene que hacer reflexionar sobre todo lo que nos ha ocurrido en esta etapa", señala el presidente de Asaja, Pedro Barato,  que destaca cómo la sociedad se ha dado cuenta "en un mes" de la importancia de la agricultura y la ganadería.


Ahora espera que la bolsa de trabajo abierta por su organización y las medidas implantadas por el Gobierno sirvan para ocupar los miles de puestos de trabajo que corren riesgo de quedarse sin cubrir porque los extranjeros no pueden viajar a España por las restricciones sanitarias impuestas por la Covid-19.


Para ello, pide más flexibilidad en la movilidad interna aunque siempre respetando "todas" las precauciones.


Barato cree que el sector agrario es el "único" que "ahora mismo está ofreciendo mucha mano de obra" y señala que en la bolsa de Asaja ya hay 107.000 personas que buscan empleo y más de 400 empresas que lo ofrecen.


El secretario general de COAG, Miguel Blanco, dice que el sector celebra esta festividad precisamente "ofreciendo trabajo, pero faltan temporeros": hay un "déficit de unos 90.000".


Es un "gran problema" porque las campañas "no pueden quedar sin recoger", asegura Blanco, mientras valora también el Real Decreto que aprobó el Gobierno para flexibilizar las condiciones de contrato de trabajadores desempleados: fue "necesario y positivo pero no suficiente".


Se ha "limitado" el movimiento de cuadrillas de trabajadores especializadas dentro del país y, al igual que Asaja, pide una mayor flexibilidad en la movilidad, aunque respetando las condiciones higiénico-sanitarias pertinentes.


La dificultad no sólo se halla en la limitación impuesta al transporte sino también en el escaso atractivo que suscita el sector primario entre la población española: "Claramente, cuesta" conseguir empleados porque la agricultura, "en algunos casos, es sacrificada", remarca.


Desde UPA, reivindican un 1 de mayo para poner en valor la importancia de proteger a la agricultura y a la ganadería familiar que "deberá ser una de las claves" de los "pactos de la reconstrucción que está impulsando el Gobierno" para superar la crisis del coronavirus.


Según esta organización, "no es sólo" la "capacidad de creación de empleo" en las zonas rurales, sino la de "luchar contra el despoblamiento, de cuidar y proteger el medio ambiente y, por supuesto, de alimentar a toda la sociedad".


Por lo tanto, es un sector necesario para luchar contra el "reguero" de efectos "muy dañinos" que dejará la pandemia en la economía y el empleo de "todos" los países.


UPA incide en que ha quedado "de sobra demostrado que una de las mejores cosas que tiene España es su cadena agroalimentaria".


Esta misma semana se ha publicado la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre del año y refleja que el número de parados en el sector de la agricultura descendió un 10,69%, en comparación con el último trimestre de 2019, de tal forma que hay 164.300 personas en la lista del paro en este momento.


Sin embargo, hay 784.800 ocupados en el campo, un 1,15% menos respecto a los tres meses previos, un ligero retroceso que muestra un impacto menor que el sufrido por otros sectores debido al parón por la Covid-19. 

PUBLICIDAD

MÁS NOTICIAS

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Publicidad