Salud

Consumidores, empresas y científicos piden la obligatoriedad de Nutri-Score

lunes, 18 de mayo de 2020

Etiquetado Nutricional Evolucionado (Imagen Larepublicacom)



Organizaciones de consumidores, entidades científicas y empresas de alimentación y distribución han solicitado por carta al Ministro de Consumo, Alberto Garzón, "la implementación obligatoria del etiquetado nutricional Nutri-Score, en el marco de la estrategia europea 'De la granja a la mesa'".


Han suscrito la petición la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), el Colegio de Dietistas y Nutricionistas de Cataluña, la Sociedad Catalana de alimentación y Dietética Clínica, Sociedad Científica Española de Dietética y Nutrición, Carretilla, Danone, Eroski y Nestlé.


Las organizaciones firmantes han detallado este viernes en un comunicado que esta acción está "en línea con la comunicación remitida a la Comisión Europea por la Organización Europea de Consumidores (BEUC) y 40 representantes del mundo académico, de salud pública y de la distribución y alimentación a finales del mes de abril".


A su juicio, Nutri-Score es una herramienta "fundamental" para ayudar a los consumidores en la toma de decisiones de compra y alimentación más saludables.


De acuerdo a sus datos, en el documento de trabajo de la Comisión Europea "De la granja a la mesa" la propuesta sobre etiquetado nutricional no se llevará a cabo hasta 2023.


En su opinión, con esa fecha "no estaría garantizado" que se pudiera "cerrar este expediente legislativo durante la presente legislatura", con lo que la implementación podría ser "efectiva a partir de 2028/2030", lo que los firmantes consideran "un plazo excesivo frente al problema de salud pública generado por la obesidad y el sobrepeso".


Por eso, en su escrito a Garzón, reclaman que la Comisión Europea haga una "propuesta legislativa sobre el etiquetado nutricional e imponga como obligatorio el Nutri-Score en toda la Unión Europea lo más rápido posible".


En este sentido, recuerdan el problema sanitario que supone la obesidad y cómo la pandemia de la COVID-19 "ha puesto de manifiesto la importancia de impulsar políticas que permitan atacarla de forma efectiva", ya que resulta -junto a otras patologías relacionadas con la mala alimentación- "factor de riesgo agravante frente a otras enfermedades".


La legislación comunitaria actual "solo permite la adopción de etiquetados complementarios de forma voluntaria", lo que para dichas entidades "limita su potencial como herramienta para ayudar a los consumidores a comparar la calidad nutricional de los alimentos".


Francia aprobó oficialmente el sistema en 2017 y otros países como Bélgica, Alemania, los Países Bajos, Luxemburgo y Suiza también han reconocido la efectividad del Nutri-Score; en España sus beneficios fueron reconocidos por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en la XII Convención NAOS (2018).


Nutri-Score supone la inclusión de un logotipo con un código de letras y colores en la parte frontal de los envases que informa al consumidor sobre la calidad nutricional global de los alimentos.

PUBLICIDAD

MÁS NOTICIAS

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Publicidad