Comercio Exterior e Interior

China prevé reducir importación de carne de cerdo a 1,2 millones de toneladas en 2029

jueves, 4 de junio de 2020

Cerdos Granja Porcina (Foto Interporc)



China reducirá a cerca de 1,2 millones de toneladas la importación de carne de cerdo en 2029, ya que ese año espera que la recuperación de su producción nacional se acerque a los 60 millones de toneladas, según el boletín de noticias del exterior del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA).


El documento "Perspectivas Agrarias para el periodo 2020-2029 (China Agricultural Outlook 2020-2029)", publicado por el Ministerio de Agricultura y Asuntos Rurales de la República Popular China, avanza que su producción de carne de cerdo en 2019 se situará en 39 millones de toneladas, un 7,5 % menos que en 2018.


Esa reducción esta provocada por los efectos de la peste porcina y de la covid-19, aunque respecto a esta última enfermedad el Ejecutivo chino defiende que su mercado agrario "se ha mantenido relativamente estable y se ha visto afectado mínimamente por la epidemia".


De acuerdo a sus datos, el mercado de la carne de cerdo seguirá siendo ajustado, el de los cerdos vivos seguirá siendo alto y las importaciones alcanzarán un máximo histórico en las primeras etapas del periodo 2020/29.


La capacidad de producción de carne de cerdo volverá al nivel de 2018 en el año 2022 y las importaciones disminuirán a medida que aumente la producción en las etapas media y tardía del periodo 2020/29.


En relación con los productos agrícolas, el informe afirma que China es autosuficiente en el suministro de granos gracias a que la producción que se ha mantenido estable en los últimos cinco años -por encima de 650 millones de toneladas-, con un máximo histórico de 663 millones de toneladas en 2019.


Las perspectivas del Gobierno chino parten de que el valor total de las tres principales importaciones de granos -arroz, trigo y maíz- fue de 10,65 millones de toneladas en 2019.


Las importaciones de arroz y trigo sólo representaron el 1,6 % y el 2,7 %, respectivamente, del consumo anual de China, y la tasa de autosuficiencia alcanzó más del 95 %.


"Las existencias de arroz y trigo de China pueden satisfacer la demanda de los consumidores durante más de un año", según el análisis.


El informe también afirma que, en los próximos diez años, el rendimiento del arroz se estabilizará en más de 200 millones de toneladas, con una tasa de crecimiento anual promedio del 0,6 % anual; esto le sitúa por encima de la subida del rendimiento del trigo (0,13 %) y por debajo de la del maíz (2,7 %).


Estas previsiones cifran la superficie de granos en China en torno a los 53,3 millones de hectáreas al final del periodo.


Sobre comercio exterior, el documento indica que China continuará manteniendo su posición como principal importador de productos agroalimentarios, pero quiere diversificar sus fuentes de suministro y fortalecer las relaciones comerciales con Estados Unidos, Brasil, La Asociación de Naciones del Sureste Asiático (Asean), la Unión Europea y Australia.


En relación con las importaciones de alimentos, prevé que se eleven en 2020 la cantidad y la calidad de productos agrícolas como arroz, harina de trigo, aceite, carne, huevos, leche, frutas, verduras y pescado.


En cuanto a las tendencias del consumidor durante los próximos diez años, las autoridades chinas estiman que las demandas de productos de alta calidad, nutritivos y más diversos serán cada vez más importantes. 

PUBLICIDAD

MÁS NOTICIAS

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Espacio cedido por Agrodiario