Organizaciones agrarias y de productores

COAG advierte que nueva política agraria de la UE puede reducir las producciones hasta un 50% y subir los precios al consumidor

miércoles, 10 de junio de 2020

Campo Cultivo Lechugas (Foto Generalitat Valenciana)


COAG defiende la sostenibilidad en la producción agraria pero rechaza frontalmente la "hipocresía" de las "políticas de escaparate" de la UE como la del Programa 'De la Granja a la Mesa', que pueden afectar de manera importante a las producciones de la Región de Murcia.


En este sentido, la organizacióm agraria asegura que el campo murcia es perfectamente capaz de producir de forma sostenible "sin tener que, necesariamente, que llevar a cabo los protocolos de agricultura ecológica, ya que ello vendría a suponer reducciones en las producciones, de hasta el cincuenta por ciento en algunos casos, y un incremento en los costes de muchos productos básicos para el consumidor".


Y esto, añade, "vendría a afectar de manera particularmente importante y absolutamente injusta a la agricultura y ganadería de la Región de Murcia en la que, junto a otras zonas mediterráneas, tenemos una agricultura productiva, que permite el abastecimiento de los mercados nacionales y europeas, creando riqueza y empleo".


Fuentes de la organización agraria explicaron que "se puede pretender confundir a la ciudadanía asimilando el concepto de 'sostenibilidad' con la imposición generalizada de protocolos de producción 'ecológica' que podría llegar a poner en cuestión la garantía de suministro adecuado de alimentos y que éstos pudieran llegar a todos los ciudadanos a precios asequibles".


El responsable de Agua y Asuntos Europeos la Ejecutiva de COAG Murcia, Pedro Gomariz, apuntó que "cuando apenas acabamos de salir de las fases más duras de la última pandemia tenemos que poner de relieve la tranquilidad que, dentro de estas trágicas circunstancias, ha supuesto para los ciudadanos de nuestro país y, en conjunto, de toda la Unión Europea, el contar con un sistema alimentario capaz de seguir funcionando en todas las circunstancias y de garantizar el acceso a un suministro suficiente de alimentos asequibles para estos ciudadanos".



"Sin embargo, y cuando en el resto del mundo están preocupados por la reducción de superficies de cultivo y la garantía de suministro alimentario a sus poblaciones en situaciones excepcionales como las que venimos padeciendo, la Unión Europea lanza en estos momentos una serie de documentos con el nombre equívoco 'De la Granja a la Mesa' en los que, bajo la presión de ciertos grupos de opinión, intencionadamente se olvidan y tergiversan los conceptos de “sostenibilidad ambiental, económica y social” que incluye el propio “Pacto Verde” establecido por Europa, y se quiere imponer de forma generalizada determinados sistemas de producción agraria, además de establecer reducciones en las superficies de cultivo en Europa", agregó.


Desde COAG quieren trasladar que "somos los primeros que compartimos los objetivos de sostenibilidad en la producción agraria y que, hoy en día, existen alternativas para la protección del medio ambiente, produciendo una manera sostenible, de forma eficiente y con menor uso de recursos, sin tener que, necesariamente, llevar a cabo los protocolos de agricultura ecológica".



En este punto, subrayan el valor de la agricultura ecológica como un sistema productivo importante que debe de ocupar su cuota de producción y que debe llevar su crecimiento natural en función de la demanda del mercado, "pero este sistema debe ser compatible con el resto de sistemas de producción que garanticen igualmente una producción saludable y sostenible, y que puedan garantizar el abastecimiento adecuado a la población que, con los protocolos establecidos actualmente para el sistema de producción ecológica, podría quedar en cuestión".


"Mientras tanto, a la vez que se pretende de los productores europeos estas modificaciones radicales de sus sistema de producción, más allá de lo que es la 'sostenibilidad', de manera absolutamente hipócrita por la Unión Europea, se mantienen los Acuerdos Preferenciales con terceros países, cuyas producciones inundan nuestros mercados haciendo una competencia absolutamente desleal y con sistemas de producción que, en muchas ocasiones, en absoluto cumplen las exigencias", añadieron desde COAG.


Así, detallan que, hoy por hoy, incumplen lo establecido para los productores europeos en productos fitosanitarios prohibidos en Europa, antibióticos, hormonas, etcétera; así como los propios protocolos de control e inspección de importaciones que la Unión Europea tiene establecidos, pues "se aplican de forma muy deficiente de manera permanente, poniendo en riesgo la seguridad alimentaria que sí proporcionan las producciones europeas".



Por ello, desde COAG Región de Murcia se preguntan "¿cómo vamos a creer que la Unión Europea va a hacer cumplir para todos los productos que provienen de terceros países estos nuevos estándares de producción que se quieren establecer para nuestros agricultores si sistemáticamente estamos viendo cómo entran productos que pueden provocar enormes daños a la sanidad de los cultivos europeos e incluso a la propia seguridad alimentaria de nuestros ciudadanos?".


Para finalizar, COAG Región de Murcia reitera que los tres pilares fundamentales que establece la propia ONU para configurar lo que se llama 'sostenibilidad alimentaria' son los de "una producción ambientalmente sostenible, una rentabilidad mínima que permita vivir dignamente a los productores agrarios y garantizar una producción suficiente y de calidad para poder abastecer a todos los ciudadanos".


Sin embargo, "estos documentos europeos parecen olvidarse de los dos últimos pilares, mientras incorporan una visión muy sesgada e incompleta de lo que es la producción agraria ambientalmente sostenible", concluyen desde la organización agraria.


PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD