Daños por Climatología Adversa

El pedrisco del lunes ha afectado a la uva de mesa del Vinalopó, según Asaja

miércoles, 10 de junio de 2020

DaosgranizouvademesaembolsadaVinalopMedioFotoAsajaAlicante



La intensa granizada caída el lunes en la comarca alicantina del Medio Vinalopó, cuyo foco se localizó en los municipios de Aspe, Monforte del Cid y Novelda, ha afectado de manera generalizada al cultivo de uva de mesa de esta zona, aunque el daño en el fruto ha sido muy desigual y parcelado.


Donde en algunas zonas se aprecia poca merma, "a pocos metros se está viendo un daño moderado de entre el 30% y el 40% de la cosecha, como es el caso del Paraje de Monteagudo, en Novelda", según han informado este martes fuentes de la Asociación Jóvenes Agricultores (Asaja) de Alicante.


Por variedades, las más afectadas son las tempranas, como la Red Globe, Ideal y Victoria, pues el fruto se halla más avanzado, han indicado las mismas fuentes, que han señalado que, en el caso de la Aledo, de momento no se han producido "afecciones por el pedrisco".


Las localidades alicantinas de Hondón de la Nieves, Hondón de los Frailes y Agost, donde también se cultiva la uva de mesa, no registró granizo, solo aguaceros fuertes, y, según las primeras valoraciones, no se han comunicado mermas por el momento.


En Agost, "el daño en el cultivo, que se sitúa ente el 10 % y el 20 %, viene de la mano de una de las mayores plagas de conejos que los agricultores recuerdan en los últimos años", han asegurado las citadas fuentes, que han atribuido la proliferación de este animal al "cese de la actividad de caza durante la pandemia de la covid-19".


"Hay parcelas en las que los conejos se han comido toda la movida de la parra, dejándola como la poda de invierno. Son parras que se van a terminar secando y se echarán a perder", según Asaja de Alicante.


Una agricultora de Agost ha advertido de que "si no se reduce o controla esta plaga urgentemente, el daño en la uva puede ascender considerablemente".


Para Asaja de Alicante, "la cara más amable de la tormenta de ayer" se dio en la comarca alicantina de la Vega Baja, "donde la piedra se concentró en el núcleo urbano y los 30 litros de agua por metro cuadrado caídos en apenas 15 minutos han supuesto un generoso riego para huerta de toda la Vega".


"Ante la continuidad del tiempo inestable en las próximas horas y el incremento de fenómenos meteorológicos cada vez más inesperados, severos y fuera de tiempo", desde Asaja de Alicante han reiterado la conveniencia de "revisar los seguros agrarios y mantener la contratación, puesto que esta es una herramienta más de trabajo del agricultor y la única que puede proteger su cosecha".


"Es importante tener aseguradas las cosechas, ya que cada vez el tiempo es más inestable y severo y podemos perder el trabajo de todo un año en diez minutos", ha apuntado el responsable de Seguros de Asaja de Alicante, Antonio Gascón.

Gascón ha incidido en que los seguros agrarios son "la única herramienta" que pueden proteger las cosechas de "los fenómenos meteorológicos adversos e inesperados". 

PUBLICIDAD

MÁS NOTICIAS

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Publicidad