Especias y condimentos

Constituida la Mesa de Plantas Aromáticas con una apuesta por la producción ecológica regional

viernes, 19 de junio de 2020

Cultivo lavanda campo aromáticas Imida (Foto CARM)



El consejero de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente, Antonio Luengo, presidió la reunión constitutiva de la Mesa de Plantas Aromáticas, que tiene por objeto coordinar las acciones encaminadas a dar impulso al sector y propiciar la resolución de las cuestiones que dificultan su desarrollo. 


Luengo explicó que “se trata de un sector pequeño, compuesto por una decena de productores, y de todavía reciente implantación en la Región, pero que merece nuestro interés y nuestro respaldo, y una forma de articularlos es esta Mesa de Plantas Aromáticas que ponemos hoy en marcha”.


El consejero subrayó que es un sector que “apuesta por la producción ecológica mayoritariamente, y que se ha revelado como eficaz alternativa a los cultivos de cereal y leñosos, como el olivar o el almendro, en las tierras de secano, como son las pedanías lorquinas del norte y las tierras del noroeste de la Región”.


Es reseñable que a través de las ayudas Leader, cofinanciadas por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural y la Comunidad Autónoma, y por medio de la sociedad para el desarrollo rural Integral, se han incluido en las dos últimas programaciones proyectos de apoyo y puesta en valor del cultivo de las plantas aromáticas como alternativa a los cultivos tradicionales de secano.


Además, centros de investigación, como el Imida, trabajan en campos de plantas aromáticas con interesantes perspectivas, informaron fuentes del Gobierno regional.


En concreto, el Imida empezó a investigar en la selección de plantas aromáticas para cultivar cuando descubrió que existía una superproducción de muy pocas especies que colapsaban el mercado, con lo cual se hacía necesario ofrecer a los agricultores nuevas variedades. A través de la investigación, los agricultores han podido asumir técnicas de cultivo y explotar nuevas variedades que encuentran demanda para su aplicación a la industria farmacéutica y cosmética.


Luengo señaló que “para esta actividad, el asociacionismo resulta fundamental para incrementar el valor añadido, para poder centralizar el destilado, para establecer canales comunes de comercialización y hasta para plantearse la fabricación de perfumes. Incluso, para orientar la explotación de la vistosidad de los campos de plantas aromáticas como recurso turístico, como se ha hecho con los de frutales de Cieza”.

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD