Vino, Cava y otras bebidas

Acuerdo preliminar en la UE para ampliar la reducción fiscal a la cerveza de baja graduación

jueves, 25 de junio de 2020

CervezasTiposFotoCervecerosdeEspaa



Los embajadores de los Estados miembros de la Unión Europea (UE) acordaron este miércoles provisionalmente nuevas normas para la fiscalidad del alcohol, que incluye ampliar a 3,5 grados el límite de la graduación de las cervezas que se pueden beneficiar de un impuesto reducido.


El Consejo informó en un comunicado sobre las nuevas normas actualizadas respecto a los impuestos especiales al alcohol, que buscan reducir distorsiones en el mercado único y crear incentivos para que los consumidores elijan bebidas con menos graduación.


"Se espera que las reglas actualizadas sobre las estructuras de los impuestos especiales mejoren el ambiente de negocio y reduzcan costes para los pequeños productores de alcohol, a la vez que tienen en cuenta consideraciones sanitarias y sobre la eficiencia en la recaudación de impuestos", explicó la institución.


Entre los cambios que incluirá la reforma se incluye un incremento de la graduación máxima bajo la cual la cerveza se beneficia de una tasa reducida, que pasa de 2,8 grados a 3,5.


"Este cambio incluye incentivos para el consumidor para elegir bebidas alcohólicas de baja graduación en vez de otras más fuertes, reduciendo por tanto el consumo de alcohol. También incita a los productores de cerveza a ser innovadores y crear nuevos productos de menos graduación", explicó el Consejo.


El régimen de tasas especiales reducidas para pequeños productores de cerveza y alcohol etílico se extenderá también a los fabricantes de otras cervezas fermentadas, como la sidra.


Además, se pondrá en marcha un sistema de certificaciones comunes en la UE que confirme el estatus de los pequeños productores independientes y les reconozca como tal en toda la UE.


La recaudación de los impuestos especiales, que se aplican a productos como el alcohol, el tabaco o la energía, va íntegramente al país en el que se paga el producto, por lo que los países de la UE cuentan desde 1992 con reglas comunes, en particular impuestos especiales mínimos, para asegurar que estas tasas se aplican de la misma forma y a los mismos productos.


Tras este trámite, el Consejo tiene aún que adoptar las nuevas reglas de manera formal una vez se concluya el trabajo legal y lingüístico sobre la norma. Una vez los países lo incorporen a su ordenamiento jurídico, las reglas se aplicarán desde el 1 de enero de 2022. 

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD