Laboral

Los sindicatos alertan de que las condiciones de los temporeros contribuyen a los brotes

jueves, 25 de junio de 2020

Jornaleros 4



Las condiciones en las que viven los temporeros más vulnerables que participan en la agricultura son un factor de riesgo que puede contribuir a que se produzcan brotes de coronavirus, han alertado este miércoles los sindicatos CC.OO y UGT.


Tras el fin del estado de alarma la semana pasada, se han detectado brotes vinculados a la actividad del sector primario, afectando a trabajadores de empresas hortofrutícolas en varias comarcas de Aragón y de una compañía cárnica en Valencia.


El responsable adjunto de Política sindical y sector agrario de Comisiones Obreras, José Fuentes, ha advertido en declaraciones a Efeagro que en Aragón se suma el problema de la subida de los precios de alquiler en la vivienda, lo que hace que convivan muchos temporeros en un mismo piso.


"Se están produciendo algunos casos de hacinamiento y no se guardan las distancias entre personas de distintas costumbres y nacionalidades", ha detallado Fuentes, quien ha pedido "tomarse en serio" el asunto para "no dar al traste" con los esfuerzos realizados hasta ahora para contener el virus.


Ha criticado que muchos empresarios estén empleando en el campo a "trabajadores que son muy vulnerables sin documentación ni contrato" y no se hayan acogido a las medidas de flexibilización de contratación promovidas por el Gobierno para no realizar los trámites legales exigidos.


Según datos de los servicios públicos de empleo recogidos por CC.OO, en mayo se registraron 180.000 contratos en el sector agrario, un 11% menos en tasa interanual, y son extranjeras el 46 % de las personas contratadas, 6 puntos menos que en el mismo mes de 2019.


El secretario sectorial Agrario de UGT, Emilio Terrón, ha asegurado que, "como todos los años", los empresarios han hecho llamamientos ofreciendo trabajo para la recolección de la fruta, provocando un "efecto llamada" en miles de trabajadores, muchos de los cuales se ven forzados a "vivir en pisos hacinados o en la calle".


Sin contar con información más detallada por parte de las autoridades, Terrón ha lamentado que no pueden saber si los brotes se producen dentro de las fincas o si los trabajadores ya llegan infectados a esos lugares.


Ha denunciado, además, que muchos temporeros son empleados de forma irregular, cobrando menos del mínimo legal y sin estar dados de alta, y "por miedo no dicen dónde han estado trabajando", lo que dificulta aún más el control de los casos.


Ha insistido en el riesgo que supone que estas personas duerman en la calle o compartan vivienda con otros compañeros que trabajen en la construcción, la hostelería o en mataderos, por la facilidad de que se transmita el coronavirus si no se toman medidas. 

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD