Regadíos y Abastecimientos

El Ministerio declara también acuíferos "en situación de riesgo" los de Doñana y Daimiel

viernes, 17 de julio de 2020

Parque tablas de daimiel (Foto Asaja)



El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) ha declarado en "situación de riesgo" los acuíferos de la comarca del Campo de Cartagena y los Parques Nacionales de Doñana y las Tablas de Daimiel, según información aportada por el ministerio en sendos comunicados.


Las tres masas de agua subterránea son de "especial valor nacional e internacional" y figuran dentro del listado de la convención internacional relativa a los humedales, la Convención de Ramsar, por lo que el ministerio ha decidido actuar para "mejorar" su actual estado, deteriorado por exceso de nitratos en el primer caso y por riesgo de "no alcanzar un buen estado cuantitativo" en los otros dos.


El problema del Campo de Cartagena está asociado al deterioro del Mar Menor, por lo que la Junta de Gobierno de la Confederación Hidrográfica del Segura lo ha declarado "en riesgo de no alcanzar el buen estado químico" por la elevada presencia de nitratos en el agua, que ya ha creado serios problemas en la región en el pasado.


Los resultados del estudio elaborado por Tragsatec y del informe de evaluación del Mar Menor elaborado por el Instituto Español de Oceanografía muestran en ambos casos la necesidad de "atajar los vertidos de nitratos" para asegurar la recuperación de la zona.


Esta decisión implica la activación de los trámites para que el organismo de cuenca elabore un plan de ordenación de esta masa de agua y, mientras tanto, adopte medidas cautelares para proteger el acuífero, que incluyen limitaciones en la dosificación de nitratos y un plan de monitoreo y control, que ya han sido trasladadas al gobierno regional.


Todas estas iniciativas forman parte del Programa Verde Integrado para la recuperación de la laguna que ha puesto en marcha el Miteco y que fija un esquema de inversión con prioridad para las medidas más necesarias.


Además, la Junta de Gobierno de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir ha declarado "en riesgo de no alcanzar el buen estado cuantitativo" tres de las cinco masas de agua -La Rocina, Almonte y Marismas- del entorno del Parque Nacional de Doñana.


Con esta declaración de sobreexplotación, cuya tramitación comenzó en febrero de 2019, el organismo de cuenca queda obligado a elaborar un programa de actuación para la recuperación de las masas de agua y un plan de extracciones para la explotación "racional" de los acuíferos, con el objetivo de protegerlos a ellos y a los ecosistemas asociados.


El ministerio también trabaja para que Doñana sea objeto de un análisis especial en el Tercer Ciclo de la Planificación Hidrológica y continúa además las tareas para ejecutar las decisiones judiciales de cierre de extracciones ilegales: desde agosto de 2019 han sido cerrados 116 pozos sin autorización.


Finalmente, el Miteco ha recordado que está en marcha el Plan especial de control y uso del agua en la zona de influencia del Parque Nacional de Tablas de Daimiel para controlar "las extracciones de agua en las masas de agua que componen el acuífero 23 -Mancha Occidental I, Mancha Occidental II y Rus Valdelobos-".


Para ello, ha fijado un sistema de seguimiento de las presiones asociadas a esta unidad hidrogeológica que desde el pasado mes de febrero analiza el aprovechamiento de agua en explotaciones cercanas para comprobar que el uso de las aguas se adecúa a las condiciones establecidas.


PUBLICIDAD

MÁS NOTICIAS

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Publicidad