Regadíos y Abastecimientos

El Gobierno murciano considera un "nuevo e inaceptable ataque al Levante" el cambio de las reglas de explotación

viernes, 24 de julio de 2020

Antonio Luengo presentación balnearios (Foto CARM)



El Gobierno de la Región de Murcia criticó la aprobación de nuevas modificaciones en las reglas de explotación del trasvase Tajo-Segura por la Comisión Central de Explotación, que calificó como “un nuevo e inaceptable ataque del Ministerio para la Transición Ecológica al Levante español".


En este sentido, aseguró que "se ha realizado sin consenso, desoyendo a las necesidades del campo, y lo que es peor”, explicó el consejero de Agua, Agricultura, Ganadería Pesca y Medio Ambiente, Antonio Luengo, “como paso previo a la modificación de los volúmenes trasvasables, lo que puede suponer la puntilla al trasvase”.


“En este primer paso, el Ministerio introduce una primera modificación que conlleva una reducción de los volúmenes trasvasables en nivel 2, de los 38 vigentes a los 27 hectómetros; así como un aumento del umbral de aportaciones acumuladas en cabecera para alcanzar nivel 1, de 1.200 a 1.400 hm3”, expuso el consejero. 


Por tanto, “la posible reducción de volumen medio anual trasvasado se estima, en base a las modificaciones del informe, en un 5 por ciento. Un descenso de 10 hm3 adicionales de agua en el trasvase es una cantidad “nada despreciable, ya que cada gota utilizada en los avanzados regadíos del trasvase tiene un gran rendimiento”, añadió.


Luengo señaló que “nos volvemos a encontrar con un nuevo ataque del Gobierno de España al futuro del travase Tajo-Segura y, lamentablemente, no es nada nuevo. Primero fue el trasvase cero, luego el recorte discrecional de la ministra alegando al estado del Mar Menor y actuando en contra de los criterios técnicos; posteriormente acordaron reducir los hectómetros que estimaban se iban a usar en el Campo de Cartagena, y además sumamos la inclusión de los municipios ribereños de Entrepeñas y Buendía en la Comisión Central de Explotación, dando un carácter político”, explicó.


Para el consejero, “no es el momento de aplicar modificación alguna, puesto que se están debatiendo temas mucho más importantes, que afectarán a las normas de explotación de manera mucho más significativa, como el plan hidrológico del Tajo”. Luengo añadió que “parece lógico esperar a las conclusiones de esta tramitación para proceder a una modificación definitiva, contando con el consenso y la colaboración de todas las partes”, concluyó.

PUBLICIDAD

MÁS NOTICIAS

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Espacio cedido por Agrodiario