Laboral

Terra Fecundis acusa a Francia de acoso tras recibir una amenaza de denuncia por un brote de covid-19 con temporeros

martes, 28 de julio de 2020

Terra Fecundis fachada calle (Foto Terra Fecundis web)



La empresa murciana de empleo temporal Terra Fecundis se quejó este martes del "acoso" que dice estar sufriendo de las autoridades francesas, después de que el Gobierno haya amenazado con denunciarle por la vía penal por su posible responsabilidad con un brote de coronavirus con temporeros.


En un comunicado, Terra Fecundis criticó que el Ejecutivo del presidente Emmanuel Macron esté "utilizando ahora la alerta sanitaria generada por el Covid-19 en una campaña de acoso que viene desarrollando desde hace unos años".


También subrayó que no tiene constancia de ninguna acción judicial en su contra y mostró su "incredulidad" con el hecho de que "el Gobierno de Francia amenace y señale públicamente a una empresa cuya actividad es responsable, completamente legal y adaptada a la normativa española, francesa y europea".


Una referencia a las declaraciones de la ministra de Trabajo, Élisabeth Borne, que en una entrevista al diario económico "Les Échos", publicada este martes, le reprochó directamente "situaciones inaceptables" que pueden dar lugar a focos de infección.


Borne avanzó que serán "inflexibles" e iniciarán procedimientos penales.


La Agencia Regional de Sanidad de la región Provenza Alpes Costa Azul indicó a comienzos de junio que se había detectado un foco de coronavirus con una treintena de casos positivos entre trabajadores temporeros agrícolas contratados por una empresa española, a la que entonces no se identificó, en las localidades de Maillane y Noves.


Terra Fecundis aseguró que los casos detectados en junio en una de las diez regiones de Francia donde está presente se produjeron más de dos meses después de que esos trabajadores llegaran al país.


Sobretodo, insistió en que "desde el primer momento se activó el protocolo de seguridad previsto, se realizaron pruebas a todos los empleados de forma inmediata -el 98 % dio negativo- y se aislaron por precaución los contactos cercanos".


La compañía subrayó que ha implantado "un estricto protocolo de seguridad" y que "siempre, sin excepción", antes de la contratación o el desplazamiento de los trabajadores, todos deben pasar un reconocimiento médico, un test serológico y una prueba PCR de coronavirus.


"Por tanto, antes del inicio de cualquier trabajo, sea donde sea, no existe nunca ningún caso de trabajador contagiado por COVID-19", añadió.


Además, en los alojamientos de los temporeros se ha reforzado la limpieza, se les toma la temperatura cada día, se les suministran soluciones hidroalcohólicas o mascarillas y "antes de regresar a España, si ese fuera el caso, se repiten los controles médicos".


Antes de que saltara la polémica hace mes y medio por el brote de la Provenza, Terra Fecundis había denunciado a Francia ante la Comisión Europea por no respetar el derecho comunitario sobre la libre prestación de servicios por parte de una empresa española y por discriminación. Una denuncia que ha sido admitida a trámite. 

PUBLICIDAD

MÁS NOTICIAS

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Publicidad