Frutas y Hortalizas

Los productores españoles de ciruela dan por perdida la venta a Brasil este año

lunes, 3 de agosto de 2020

CiruelarojaFotoMagrama


Los productores españoles de ciruela dan por perdida las exportaciones de ese producto a Brasil este año, después de que el país sudamericano introdujera nuevos requisitos fitosanitarios para prevenir la entrada de una plaga.


Extremadura es la principal región exportadora de esa fruta en Europa y representa el 80 % de la producción en España, por lo que la decisión brasileña ha afectado especialmente a sus agricultores.


"Nuestro principal mercado de exportación ha sido cerrado, hemos tenido que desviar mercancías a otros mercados y se ha producido saturación", afirma a Efeagro Miguel Ángel Gómez, gerente de la Asociación de Fruticultores de Extremadura (Afruex), integrada en la federación Fepex.


Según Fepex, España exportó el año pasado 94.223 toneladas de ciruelas por 92 millones de euros, de las que 58.227 toneladas fueron a la Unión Europea (UE) y 35.996 a países terceros.


Solo a Brasil se suelen enviar entre 18.000 y 22.000 toneladas, una cuarta parte del total exportado.


CAMBIOS NORMATIVOS


La campaña de este año se ha visto alterada desde que el pasado 1 de junio entrara en vigor una norma en Brasil que establece requisitos fitosanitarios para ciertas importaciones, incluidas la uva y la ciruela de España.


En adelante, esas partidas deben ir acompañadas de un certificado del país de origen que declare que, o bien fueron fumigadas con bromuro de metilo bajo supervisión oficial y se encuentran libres de la plaga "Lobesia Botrana", o bien que el envío no presenta riesgos.


Esta segunda posibilidad supone la "aplicación del sistema integrado de medidas para la reducción de riesgos", supervisado oficialmente y acordado con el país importador.


La norma se publicó el 14 de mayo en el diario oficial y fue notificada el día 27 a la Organización Mundial del Comercio (OMC).


También ante la OMC la UE notificó el 15 de mayo un reglamento que establece más controles y un certificado oficial con el resultado de los análisis a la entrada de alimentos de terceros países, como las nueces, los cacahuetes y la pimienta de Brasil, ante el riesgo de aflatoxinas y otros tipos de contaminación.


Para Gómez, Brasil "no ha respetado los plazos" con su decisión, porque esos cambios deben avisarse con 60 días de antelación; el resultado, dice, va a ser "una campaña para olvidar".


COSECHA PERJUDICADA


Si al principio se presentaba un buen año, con altos precios para la ciruela, el melocotón o la nectarina, después del anuncio brasileño los exportadores han intentado virar a otros países, pero "la ciruela negra es la que más va a Brasil y no es tan consumida" en otras partes, según Gómez.


"La ciruela temprana media que se recoge hasta ahora ha tenido muy mala solución porque los precios se han venido abajo", apunta el vicepresidente de Cooperativas Agro-alimentarias de Extremadura, Francisco Gajardo.


Gajardo, que tilda la decisión brasileña de "política" y "sin sentido", espera que una parte de la ciruela tardía se pueda salvar porque "ya se ha empezado a gestionar", aunque advierte de que el mercado nacional está "muy saturado" y la campaña en su conjunto será "peor" que la del año pasado.


"Brasil está muy cerrada en su postura acusándonos de llevarle una plaga, lo cual no es verdad. La 'Lobesia Botrana' es de vid, nunca ha estado en la ciruela, se puede demostrar. Pedimos que manden inspectores y dicen que no pueden viajar, que le echemos bromuro de metilo, que no está permitido en la UE", arguye.


EN BUSCA DE SOLUCIONES


El responsable técnico sectorial de Asaja, José Ugarrio, sostiene que "abrir nuevos mercados no se hace de la noche a la mañana" y pide al Gobierno que solucione el problema y ayudas al sector por el daño causado a los productores españoles.



La semana pasada en Bruselas, el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, reclamó a la Comisión Europea medidas de apoyo excepcional para el sector de la ciruela, tras el cambio en las condiciones fitosanitarias aplicables a la importación de esa fruta española a Brasil.


La producción estimada de ciruela se ha reducido un 12 % respecto a la media de las últimas cinco campañas, según el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, que asegura que trabaja para resolver el problema "con la máxima celeridad" con las autoridades brasileñas y las instituciones comunitarias.


El responsable de Fruta de COAG, Osvald Esteve, espera que las exportaciones a Brasil se puedan reanudar para otro año: "Tenemos el invierno para preparar la cosecha del año que viene y adaptarla a los parámetros que han cambiado, pero una vez que esta ha empezado, no se puede, y si hay productos prohibidos, ya comenzamos de cero".


Empezar de cero puede suponer cerrar la puerta al mercado brasileño y buscar otros destinos, algo que a los agricultores les recuerda al veto impuesto por Rusia a los productos agrícolas europeos.


El secretario general de UPA, Lorenzo Ramos, lo resaltó recientemente en un acto, cuando aseguró que "es absurdo que los productos alimentarios formen parte de las guerras comerciales", aludiendo a la exportación de ciruelas a Brasil, "una campaña que iba muy bien" y que de repente en junio se ha ido al traste.

PUBLICIDAD

MÁS NOTICIAS

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Publicidad