Tecnología

Aplican la tecnología NIR en la clasificación comercial para conocer el punto de maduración adecuado del melocotón

viernes, 7 de agosto de 2020


MelocotonesFotoMagrama 9


El Grupo Operativo PEACHNIR pretende aplicar la tecnología NIR en la clasificación comercial de los melocotones y evitar errores en la clasificación. Para ello, el IRTA está desarrollando los algoritmos necesarios para poder analizar y agrupar los melocotones en las máquinas de clasificación en función de su grado de maduración y su calidad organoléptica. “El objetivo es poder aplicar una técnica automática y no destructiva a todos los melocotones para destinar los frutos más maduros a la comercialización rápida o de proximidad y los de mayor recorrido a mercados más lejanos”, señala Luís Asín, Jefe del Programa de Fructicultura del IRTA.


Todavía hoy en día, la clasificación de frutos en las líneas de confección se rige, principalmente, por atributos de apariencia externa, como la ausencia de defectos, el tamaño del fruto, la coloración, la forma o su firmeza, obviando otros factores intrínsecos relacionados con la maduración, lo que puede provocar que no todos los frutos acaben comercializándose en su estado de madurez óptima. Una de las razones es debido a que su medición suele realizarse mediante métodos destructivos, por lo que sólo se analizan sobre una pequeña muestra que no siempre es lo suficientemente representativa. En melocotón, esta falta de representatividad puede ser mayor ya que el grado de madurez en la recolección puede ser bastante más heterogéneo que en otras frutas.

Con la tecnología NIR se puede medir atributos relacionados con la maduración y calidad organoléptica en productos hortofrutícolas de forma automática y no destructiva. Dicha tecnología tiene la ventaja de poder implementarse en las máquinas de clasificación en combinación con otros sensores ya instalados, pudiendo realizar medidas a gran velocidad a todos los frutos que entran en la línea de confección.

Durante el primer año, este grupo operativo ha trabajado sobre una máquina clasificadora dotada con un prototipo con tecnología NIR, analizando distintos parámetros de madurez y organolépticos. Ahora, el IRTA está desarrollando los algoritmos que se implementarán durante este segundo año en el software que actuará sobre la línea de procesado para clasificar la fruta según su estado de maduración, de manera que las centrales podrán crear distintas categorías en función de los destinos de comercialización. Un estado de maduración inapropiado puede reducir la capacidad de conservación, favorecer la aparición de fisiopatías, afectar a la percepción del sabor y producir rechazo por parte del consumidor, repercutiendo en pérdidas durante la distribución y comercialización. La finalidad, pues, es la de obtener frutos de calidad homogénea en función de su estado de maduración, pudiendo destinar los frutos más maduros a comercialización rápida o de proximidad y los frutos de mayor recorrido a mercados más lejanos.

El grupo operativo PEACHNIR ‘Clasificación automática de melocotón y nectarina según su estado de madurez mediante tecnología no destructiva NIR’ se inició en 2019 con el objetivo de poder obtener un producto de calidad uniforme diferenciada para distintos mercados. En la ejecución del proyecto colaboran el sector productor y comercializador, a través del Grupo Cooperativo Fruits de Ponent d’Alcarràs (Lleida) y la empresa hortofrutícola Baró e Hijos S.L. de Albatàrrec (Lleida), así como el sector científico y tecnológico con la participación del IRTA y la empresa fabricante de máquinas clasificadoras Maf Roda Agrobotic.

El proyecto PEACHNIR se enmarca en las ayudas a grupos operativos de la Asociación Europea de Innovación a través del Programa de desarrollo rural de Catalunya, cuyo objetivo es estimular la innovación y la transferencia de conocimientos en el sector agroalimentario. 

PUBLICIDAD

MÁS NOTICIAS

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Publicidad