Tecnología

Una tesis de la UPCT propone un nuevo método para predecir qué puede ocurrir con las aguas subterráneas ante un terremoto

lunes, 24 de agosto de 2020

Manantial



¿Por qué puede brotar más agua de un manantial después de un terremoto? ¿Existe relación entre la subida del nivel de agua de un pozo y un movimiento sísmico? Las respuestas a éstas y otras cuestiones se encuentran en las conclusiones de la tesis doctoral del ingeniero industrial Andrés Sanz de Ojeda, defendida este lunes en la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) y calificada con la máxima puntuación: sobresaliente Cum Laude. 


La aportación científica de Sanz es un método novedoso para predecir y analizar cómo se comporta un acuífero y los manantiales asociados al mismo, cuando un evento sísmico se produce incluso hasta miles de kilómetros de distancia.


Sanz de Ojeda ha analizado la relación entre un terremoto y las afecciones en las aguas subterráneas. El agua subterránea se comporta de forma desigual según  los diferentes tipos de roca. Depende de si ésta es de naturaleza sedimentaria, cristalina o plutónica. 


El nuevo doctor por la UPCT ha utilizado un modelo matemático para establecer esta correlación a partir de datos históricos que ha analizado y el estudio de parámetros como la distancia al epicentro, la extensión de la falla, la naturaleza de la roca, la energía liberada por el terremoto y los parámetros hidráulicos físicos y geométricos, entre otras cuestiones.


Andrés Sanz ha analizado durante casi tres años datos históricos del fortísimo terremoto de Lisboa de 1755, de magnitud 8-9, que produjo más de 2.400 muertes en la península Ibérica y afectó a la ciudad lusa, Cádiz y Huelva. Entre los legajos analizados se encuentran los relacionados con el tsunami que sufrió la costa suroccidental de la península. La intensidad de este sismo fue similar al que sacudió a Japón en 2011 y el de Chile en 2015. Los efectos de fenómeno natural se apreciaron incluso hasta en la provincia de Girona.


Entre los documentos revisados por Sanz se encuentran encuestas que realizó en el siglo XVIII el gobierno portugués con preguntas de índole científico. Para revisar las fuentes, el nuevo doctor ha recurrido al Archivo Histórico Nacional y Real Academia de la Historia, al Arquivo Ministério do Reino. Este último recoge cuestionarios enviados a todas las parroquias portuguesas solicitando información sobre el terremoto de 1755.


La tesis ha sido dirigida por los profesores Iván Alhama, del área de Ingeniería del Terreno de la UPCT y Eugenio Sanz, del departamento de Ingeniería Civil de la Universidad Politécnica de Madrid.

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD