Aceite

Cifran en 80% el descenso de producción de aceituna de mesa en Extremadura por el calor

lunes, 24 de agosto de 2020

Oliva aceituna de mesa (Foto Junta de Andalucía)



La organización agraria Asaja Extremadura prevé una producción de aceituna de mesa en 2020 en la región de en torno a un 80 por ciento inferior respecto a la del año pasado, debido, sobre todo, a factores meterológicos durante la floración.


El presidente de Asaja Extremadura, Angel García Blanco, ha dicho a Efeagro que un calor mayor de lo habitual durante el periodo de la floración ha hecho que este año se esperen cantidades muy inferiores respecto a una campaña normal.


Esta circunstancia coincide con una importante demanda por parte de los compradores de aceituna de mesa, que será a nivel global mayor que la oferta existente, lo que propiciará un inicio de campaña con precios al alza.


Esta mayor demanda no se ha producido por el aumento del consumo de aceitunas durante el confinamiento o tras el estado de alarma, sino a que este año hay menor oferta por parte de los mercados productores.


Aunque la incidencia del calor ha sido más significativa en Extremadura, por ejemplo, con respecto a Andalucía (donde el descenso será menor), sí ha afectado a muchos territorios productores.


Esta circunstancia propiciará un aumento de los precios en este segmento, según el máximo responsable de Asaja Extremadura, con cotizaciones en torno a los 75 euros la tonelada.


Con ello “parte de la aceituna para almazara se irá para aceituna de mesa”, ha manifestado.


En el caso extremeño hay que tener además en cuenta, como ha dicho García Blanco, que pese al aumento de los aranceles que estableció Estados Unidos, en la actualidad no se han incrementado, por lo que hay aún empresas que siguen exportando a este país.


Las previsiones de producción también son de descensos en el caso de la aceituna de almazara, donde “un año normal deja una producción media entre 60.000 y 70.000 toneladas, y este ejercicio difícilmente se llegará a 30.000 toneladas”.


Estas menores cifras contrastan por ejemplo con las previsiones respecto a la uva, donde se espera una mayor producción, pues la cosecha podría ser un 40 por ciento superior con respecto a un ejercicio normal.


Angel García Blanco ha afirmado además que las administraciones “deben plantearse ya soluciones” ante la situación por la que pasa el olivar de secano. 

PUBLICIDAD

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD